«Guiados por su Espíritu»

Devotional

«Orar en el espíritu»




Pablo explica que cuando no podemos orar, el Espíritu ora por nosotros con «gemidos indecibles». Él está intercediendo literalmente «en el Espíritu››. En su carta a los Corintios, Pablo enseña que cuando usted ora en lenguas, está orando en lenguas humanas y angélicas. El Espíritu de Dios ora al Padre a través de usted exactamente lo que Él sabe que usted debe orar. Cuando ora en el Espíritu edifica a su hombre espiritual, porque Dios se responde a sí mismo a través de usted, por lo que siempre se corresponderá con su voluntad. Es por eso que Pablo dice: «Yo quisiera que todos ustedes hablaran en lenguas».




Una semana en nuestra congregación, me puse de rodillas para modelar cómo se debe orar y estar en conexión con el Espíritu de Dios para someter el alma y la carne al Padre. Oré en el Espíritu y en español tal como lo instruyó Pablo. Después de aquel servicio me sentí un poco preocupado al respecto, me preocupaba que alguien pudiera sentirse ofendido o confundido por eso... tal vez asustado por no entender lo que significa orar en el Espíritu. Mientras meditaba, el Espíritu me trajo dos cosas a la mente:



  • En primer lugar, mucha de nuestra gente nunca antes había tenido un modelo de «oración en el Espíritu». Pablo le dijo a los efesios que «oren en el Espíritu en todo momento, con peticiones y ruegos». Cuando era niño, me levantaba por la mañana y oía a mi padre orando en el Espíritu. Camino a la escuela, mi madre cantaba en el Espíritu. Para mí esta experiencia era algo normal... y es normal para las personas que están llenas del Espíritu.

  • Segundo, tenía que explicar y hacer hincapié en la experiencia de hablar en lenguas. Las personas pueden ofenderse, sentirse confundidas o asustadas por dicha experiencia espiritual, porque no lo entienden. Además, al hombre natural no le gusta en lo absoluto. ¿Por qué? Debido a que la mente, el intelecto, la voluntad y las emociones son pasadas por alto cuando oramos en el Espíritu.


Estamos acostumbrados a pensar antes de hablar, pero cuando oramos en el Espíritu, nuestro corazón ora sin la interferencia de nuestra mente. Es completamente normal que los que no están familiarizados con las lenguas se sientan incómodos con ellas, y sobre todo, que las personas analíticas no puedan resistirlo. El Dr. Paul Brooks ha señalado que en su congregación: «El Espíritu quiere levantar tanto la voz de Dios (profecía) como una voz a Dios (lenguas/interpretación) a través de diversas expresiones inspiradas como se describe en 1 Corintios 12-14».