Navidad: 13 Días De Paz

Devotional

Él es Todo  


Escrito por Danny Saavedra


“Porque un niño nos es nacido, hijo nos es dado, y el principado sobre su hombro; y se llamará su nombre Admirable, Consejero, Dios Fuerte, Padre Eterno, Príncipe de Paz.”—Isaías 9:6 (RVR 1960)


No se puede negar que un celular (smartphone) es una herramienta útil. No creo que haya una sola persona viva que no se beneficie de alguna manera de tener un teléfono celular (smartphone). Del mismo modo, el fuego es beneficioso para toda la humanidad: calor, cocción, combustible. ¡Lo que sea, el fuego lo proporciona! 


Hay varios productos y recursos en este mundo que fueron creados para todos, para hacer la vida de todos infinitamente mejor. ¡De la misma manera, la historia de la Navidad es para todos! Independientemente de quién seas, de lo que hayas hecho o de dónde vengas, la historia de Navidad puede transformar a cualquiera y a todos. Puede cambiar quién eres y a dónde vas. Tiene el poder de traer paz, esperanza, gozo, amor y realización. ¿Por qué? Porque es la historia de cómo Jesús, el Hijo de Dios, vino a salvarnos a todos (Juan 3:16, 36, 6:40, 11:25). 


Más de 700 años antes de que Él naciera, el profeta Isaías predijo la venida de Jesús al pueblo de Israel. A Isaías se le dio una visión de percepción profética en la que se le mostró que la esperanza y el futuro del hombre no descansan en sí mismo, sino en el Hijo que sería dado, ofrecido por el Padre como rescate para muchos (Isaías 53). Este Niño es todo lo que necesitamos, todo lo que deseamos y todo lo que podríamos esperar. 


¿Cómo es eso? Isaías lo desglosa: 


Maravilloso Consejero 


Proverbios 2:6–7 (NTV) dice: ¡Pues el Señor concede sabiduría! De su boca provienen el saber y el entendimiento. Al que es honrado, Él le concede el tesoro del sentido común. Él es un escudo para los que caminan con integridad.". ¡Es nuestra fuente de toda sabiduría y entendimiento! Nos guía por caminos correctos y nos enseña cómo vivir una vida de sentido y realización. ¡Nos conoce mejor de lo que nos conocemos a nosotros mismos, y nos entiende! Habiendo vivido completamente humano, Él sabe lo que es caminar en nuestros zapatos. Hebreos 4:15 (NVI) nos recuerda: "Porque no tenemos un sumo sacerdote incapaz de compadecerse de nuestras debilidades, sino uno que ha sido tentado en todo de la misma manera que nosotros, pero sin pecado." 


Dios Poderoso 


"A Él sea todo el poder para siempre" (1 Pedro 5:11 NTV). La fuerza, el poder, el valor y la perseverancia provienen de Él. ¡Y la Palabra nos recuerda constantemente que Su poder está disponible para todos los que le buscan! El Salmo 46:1 (NVI) declara: "Dios es nuestro amparo y nuestra fortaleza, nuestra ayuda segura en momentos de angustia.", mientras que Filipenses 4:13 (DHH) nos recuerda: "A todo puedo hacerle frente, gracias a Cristo que me fortalece." En 2 Corintios 12:9 (NVI), nos asegura, diciendo: "Te basta con Mi gracia, pues Mi poder se perfecciona en la debilidad." 


Padre Eterno


Nuestro Salvador es uno con el Padre y nuestro camino al Padre. En Juan 14:9 (NVI), declaró: "El que me ha visto a Mí ha visto al Padre.". Hebreos 1:3 (NVI) lo describe tan elocuentemente de esta manera: " El Hijo es el resplandor de la gloria de Dios, la fiel imagen de lo que Él es, y el que sostiene todas las cosas con Su palabra poderosa." Va delante de ustedes, amigos, y siempre estará con ustedes. Es el Padre de todos los creyentes (Juan 8:58), el pionero y perfeccionador de nuestra fe. 


Príncipe de Paz 


Jesús vino a reconciliarnos con el Padre, cerrando la brecha y pagando el precio por nuestros pecados. Y antes de regresar al cielo dijo: "La paz les dejo; mi paz les doy." (Juan 14:27 NVI). Su paz, que sobrepasa todo entendimiento, tiene el poder de protegernos y darnos esperanza, seguridad y descanso. Él nos invita a venir a Él a descansar (1 Pedro 5:7).  


Amigos, no hay ni una sola cosa que necesiten o quieran que Cristo Jesús no ofrezca. No hay una sola cosa en toda la eternidad que una relación con Jesús no proporcione a todos. Su poder, sabiduría, paz, amor, gracia, compasión, bondad, misericordia y fuerza es para todos nosotros. Están disponibles para todos los que le recibieren. Cada promesa, cada bendición, todo don bueno y perfecto... ¡Es todo para ti!