Toda acción tiene consecuencias

Devotional

Toda acción tiene consecuencias


Algunos viven bajo lo que llamo la “gracia a pesar de…”. Eso quiere decir que Dios los prospera a pesar de…; les dio tremendos ministerios, son ungidos, están en la cima y la gracia y el favor de Dios los eleva aún más alto, pero si su carácter, que está en el lugar equivocado, no llega al nivel al que la gracia los lleva, vendrá el momento en el que perderán todo. La Biblia dice que el necio edificó su vida, ministerio y familia sobre la arena y, cuando vinieron las tormentas, todo se derrumbó. La “gracia a pesar de...” no excluye que nuestras acciones tengan consecuencias, por eso Pablo exhortó a los gálatas a no cansarse de hacer el bien, porque a su tiempo cosecharían lo sembrado; ¡nadie se burla de la justicia de Dios! Es posible que algunos se mofen de la justicia de una nación y no estén en la cárcel, pero nadie puede burlarse de la justicia de Dios porque la Biblia dice que nuestro pecado nos alcanzará y que los que a hierro matan, a hierro mueren; eso quiere decir que si los asesinos no se arrepienten, algún día serán asesinados. Los que usan el engaño, la mentira o el robo para enriquecerse serán víctimas de lo mismo. Proverbios dice que la justicia protege al que anda en integridad, pero la maldad arruinará al pecador. Los que le son infieles a su pareja sufrirán las consecuencias. Quizá nadie lo sabe, pero el diablo sí, y se asegurará de que paguemos con enfermedad, pobreza, desgracia, suicidio, depresión…


Cuando jugaba baloncesto y alguien nos hacía trampa, pensaba ¡la justicia brilla!, y al minuto Dios intervenía; era impresionante: ¡ganábamos! Lo mismo sucedía cuando hacía trampa; obviamente perdíamos. ¿Saben por qué? ¡Hay un Dios en el cielo!