El Compromiso de Oración para Niños - Como Hablar con Dios Todos los Días

Devotional

 Juan 1:14, Mateo 18:1-6, Mateo 19:14   

¡Todo sobre la INFLUENCIA!  

¿Puedes decirlo?  

Ora: que yo sea una influencia de tu gracia, verdad y justicia. 

 Verso para memorizar: Repite Juan 1:14 tres veces.

 ¿Puedes verlo? 

La historia de hoy es sobre Jesús y los niños, está en Mateo 18:1-6. 

Una tarde, un día luminoso y soleado, los discípulos estaban sentados hablando con Jesús. Como nosotros, que algunas veces nos preocupamos por quién recibe el mejor trato en el hogar o en la escuela, los díscipulos se preguntaban eso mismo. Entonces, preguntaron a Jesús, “¿Quién es el más importante en el reino de los cielos?” Imagino que ellos estaban esperando que Jesús nombrara a uno de ellos. 

Jesús sabía lo que pensaban y llamó a un niño. “Quédate al lado mío”, le dijo. Después, miró a sus discípulos y dijo algo grandioso, “el que se humilla como este niño será el más grande en el reino de los cielos”. Después, dijo algo más sorprendente, “el que recibe en mi nombre a un niño como este, me recibe a mí”. Esas son palabras poderosas y cuando Jesús dice algo, lo dice en serio, porque Él siempre habló la verdad. 

Jesús tenía un corazón por la justicia. Siempre pasaba tiempo con aquellos que nadie llamaría famosos, grandes o importantes. El se preocupaba por los pobres. Mostró compasión por los enfermos. Trajo paz a los heridos. Y siempre amaba pasar tiempo con los niños. Como lees en la historia de la Biblia de hoy, Él te hizo el standard de grandeza en su reino. ¡Muy bueno!  

¿Puedes hacerlo?

Compartir el mensaje de gracia, amor y justicia con quienes te rodean. 

Decidir en tu corazón que siempre dirás la verdad. 

Creer que Dios te ama y puede usarte para hacer grandes cosas para su reino. 

Ora: Querido Padre celestial, gracias por amarme y hacerme uno de tus hijos. Ayúdame a amarte y obedecerte. Ayúdame a amar a otros como tú me amas. Te pido perdón por mis pecados. Límpiame. Quiero seguirte como si Señor. Cámbiame como tu quieras. Lléname con tu Espíritu Santo. Hazme un instrumento de tu gracia, verdad y justicia.