El poder de la palabra de Dios para transformar vidas

Devocional

Beneficios de meditar en la palabra de Dios

La palabra de Dios expresa la promesa de prosperidad integral y bienaventuranza en su vida a aquel que prioriza el estudio y meditación de las Escrituras.  

Esto no es un mero ejercicio mental; ni meditar se constituye en un fin per se, sino que, al ponernos en contacto con la palabra de Dios y meditar en ella, somos transformados en todo nuestro ser, según los parámetros y voluntad de Dios.  Así la palabra de Dios actúa como un cincel que modela y esculpe nuestra vida según la norma de Dios.

La palabra de Dios es el bisturí de Dios que transforma, instruye, amonesta, exhorta, redarguye y fortalece nuestra vida. “Porque la palabra de Dios es viva y eficaz, y más cortante que toda espada de dos filos; y penetra hasta partir el alma y el espíritu, las coyunturas y los tuétanos, y discierne los pensamientos y las intenciones del corazón” (Hebreos 4:12). “Toda la Escritura es inspirada por Dios y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia, a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente preparado para toda buena obra” (2Timoteo 3:16-17).

Además, la bienaventuranza, bendición y prosperidad integral es para aquellos que practican la palabra de Dios y no sólo la meditan. "Mas el que mira atentamente en la perfecta ley, la de la libertad, y persevera en ella, no siendo oidor olvidadizo, sino hacedor de la obra, este será bienaventurado en lo que hace" (Santiago 1:25). Ese impacto y transformación ocurre no por el mero hecho de meditar en ella, sino que implica la convicción traducida en resolución de vivir y actuar conforme a ella: aplicar y practicar la palabra de Dios.  

Ahora, este proceso de que la palabra de Dios madure en nuestras vidas, habite y gobierne nuestros pensamientos y emociones implica dedicación apasionada a ella. No basta con una simple lectura de ella. Es necesario, por el contrario, que nos fatiguemos en ella. Por eso, el salmista enfatiza la necesidad de meditar de día y de noche en ella..

 ¿Lee y medita diariamente en la palabra de Dios?