Cómo nos transformará la voluntad de Dios

Day 1 of 5 • This day’s reading

Devotional

Una oración


La principal oración de Pablo por los cristianos de Éfeso, es que ellos pudieran conocer el amor de Cristo por ellos. Él no quiere decir que ellos deben conocer el amor de Cristo en sus mentes, sino en sus corazones. Pablo siente tan fuerte esta solicitud, que le da un énfasis triple:



  • «Arraigados y cimentados en amor»

  • «Sean completamente capaces de comprender con todos los santos, cuál es la anchura, la longitud, la profundidad y la altura»

  • «Del amor de Cristo, en fin, que conozcan ese amor, que excede a todo conocimiento»


Parece que Pablo no tiene las palabras para expresar cuán profundo se siente sobre este asunto. Estos creyentes simplemente deben saber cuánto los ama Cristo.


¿Por qué? ¿Por qué esto es tan importante?


Bien, el amor de Dios por nosotros es la cosa más importante en nuestras vidas. Si no nos sentimos amados por Dios, entonces no amaremos a Dios. Como mucho, tendremos una carga religiosa, pero no tendremos un romance con Jesús. No llenaremos el primer mandamiento, «Ama al Señor tu Dios con todos tu corazón y con toda tu alma y con toda tu mente», (Mateo 27:32). Si no sentimos amor por Dios, no obedeceremos a Dios. Obedeceremos los mandamientos fáciles, aquellos que haríamos de todas maneras, pero no los difíciles. No obedeceremos a Dios porque no creemos que Él tenga nuestros mejores intereses en su corazón. 


Podemos seguir y seguir. Cada aspecto de nuestra vida espiritual depende en el amor de Dios por nosotros. Si no sabemos, en los lugares profundos de nuestra alma, que nuestro Dios nos ama tanto, entonces  no lo amaremos, no confiaremos en Él, no lo obedeceremos, no lo serviremos, no lo disfrutaremos, no lo adoraremos, no descansaremos en Él, mucho menos lo buscaremos. Este es el fundamento de la vida espiritual. Nada es más importante. 


No debe extrañarnos que la oración mas significativa de Pablo, se enfoca en el amor de Cristo por nosotros. No es de extrañar que Pablo ponga un énfasis tan desmesurado en este amor, que él desea que los demás entiendan «cuál es la anchura, la longitud, la profundidad y la altura del amor de Cristo, en fin, que conozcan ese amor, que excede a todo conocimiento».


No debe extrañarnos. 


Si oras solo una oración para tus seres queridos, si oras solo una oración para tu iglesia, si oras solo una oración para ti, haz esta oración: «Oh Señor, permítenos saber cuánto nos amas».