Hombre de Dios

Dia 1 de 8 • Ver la lectura de hoy

Devocionales

El hombre"ideal"


No fue hace mucho que una miembro femenina de mi congregación se sentó frente a mí en mi oficina, soltera, frustrada y con ojos llorosos. Una vez que me contó acerca de lo que la trajo a visitarme, me di cuenta que su idea de un futuro feliz se centraba en el matrimonio, y lo más pronto posible.


Después de escuchar sus razones para sentirse de esa manera, le pregunté: "¿Qué tipo de hombre estás buscando?" Treinta minutos después, ella había completado su descripción —una especie de hombre que no existe, excepto en algunas imaginaciones. Desde ese tiempo, le he hecho a muchas mujeres la misma pregunta que le hice a aquella joven mujer en mi oficina, con respuestas similares. Algunos visualizan el hombre ideal como fuerte, sano, bien vestido, guapo, agresivo, exitoso, confiable y un hombre de negocios responsable. Otras se lo imaginan aventurero, emocionante, romántico y artístico. De cualquier manera, él está interesado en todas las cosas y sobresale en casi todas. Él ama a una sola mujer, pero les encanta a todas. Escucha atentamente y está en contacto con sus emociones. Y lo más excelente, es un súper-líder espiritual en su vida y en su casa.


¿Alguna vez has conocido a alguien que encaje en esta descripción? Si no, ánimo mi amigo…nadie lo ha conocido.


Esta reunión estimuló una mirada más profunda dentro de la Palabra de Dios y me llevó a preguntarme a mí mismo: ¿Quién es el hombre "ideal"? ¿Qué tipo de características tiene? Para empezar, el hombre ideal no es un hombre perfecto de ninguna manera. En su lugar, es un hombre que va madurando, un hombre esforzado, un hombre que estudia, pero más que todo, es un hombre que busca al Padre con todo su corazón, su alma, su mente y sus fuerzas (Marcos 12:30). No ha llegado a su meta pero se está convirtiendo en el esposo que su esposa espera y el padre que sus hijos necesitan. Es un hombre en el viaje más emocionante de su vida. Está aprendiendo a ser un hombre balanceado, centrado en Cristo, el hombre total que Dios creó.


En los siguientes devocionales, describiré para ti siete características del total hombre espiritual y acerca de cómo entendiendo estas características y adoptándolas en tu vida pueden ayudarte a convertirte en el hombre de Dios, en el esposo y el padre que siempre fuiste destinado a ser.