Hombre de Dios

Devocionales

El guardián espiritual


La última cosa que quisiera que anotaran acerca del total hombre espiritual es que aborrece cualquier cosa que amenaza el bienestar de su familia. Él será cuidadoso acerca del tipo de programas de televisión que sus hijos ven. Él no aprobará la literatura o sitios de Internet de contenido cuestionable o bromas que impliquen crueldad o impureza. Él está consciente que cualquier cosa que entra a la mente, allí se queda; así que tiene cuidado de elegir lo que sus hijos ven y en cuáles actividades pueden participar. Se da cuenta que si él no protege a su familia de las fuerzas destructoras de la sociedad, nadie lo hará.


Un hombre espiritual también corregirá amorosamente las actitudes y hábitos que interrumpen la armonía del hogar. No actuará como un policía, espiando en cada actividad y llamada. Pero como un padre cariñoso, estará involucrado activamente, deseando lo mejor para su familia.


Sin duda puedes preguntarte cómo es que cualquier hombre puede estar a la altura de todas estas responsabilidades. Por sí mismo, no puede. Y como nadie es perfecto, la meta siempre se mantiene delante de nosotros. Pero las posibilidades son mayores de lo que podemos imaginar cuando tomamos los pasos adecuados.


¿Realmente deseas ser el esposo que tu esposa necesita? ¿Realmente quieres ser el padre que tus hijos anhelan? Si has leído hasta aquí, creo que sí.


Así que ¿por dónde empiezas?


Empieza por donde estás. Si nunca has recibido a Cristo como tu Salvador a través de arrepentimiento y fe, empieza por allí. Romanos 10:9-10 dice: "si confiesas con tu boca que Jesús es el Señor y crees en tu corazón que Dios lo levantó de entre los muertos, serás salvo. Porque con el corazón se cree para ser justificado, pero con la boca se confiesa para ser salvo." (NVI). El primer paso para convertirte en el hombre total, en un esposo amoroso, en el padre cariñoso que tu familia necesita es pedirle a Cristo que entre a tu vida como tu Salvador y Señor. En el momento que lo hagas, el Espíritu Santo vendrá a tu vida y vivirá por siempre como tu Guía, Maestro, Consolador y Proveedor (Juan 14-16).


Dios ha prometido que será tu constante Ayudante para ser esposo y padre. ¿Le has confiado esto a Él? ¿Estás leyendo la Biblia diariamente, orando y obedeciendo lo que Él te muestra que debes hacer? No podrás crecer músculos espirituales sin alimentar tu alma ni ejercitar tu espíritu. Empieza allí si es donde estás. Pídele al Señor que te brinde un compañero espiritual (tu esposa o un amigo cristiano) si necesitas que te animen para ir por el camino de Dios. Busca, pregunta y toca persistentemente... y el Padre te abrirá las puertas al poder espiritual y al éxito (Mateo 6:33).


Te reto a que hoy tomes un paso espiritual hacia Dios. Al hacer eso, no tengo duda que Él marcará claramente tu siguiente paso hacia una masculinidad verdadera y un liderazgo piadoso en tu familia y en tu casa.


Para aprender más acerca de cómo puedes convertirte en el hombre que el Padre Dios pretende que seas, presiona aquí.