Hombre de Dios

Devocionales

El líder que sirve


La quinta cosa que debes anotar acerca del total hombre espiritual es que está alerta a las oportunidades de servicio, especialmente cuando se trata de su familia. Me tomó mucho tiempo aprender esto, pero cuando finalmente caí en la cuenta que era mi responsabilidad ministrar a mi familia, mi vida entera cambió.


Un hombre con mentalidad espiritual siempre estará en busca de oportunidades para ayudar a los miembros de su familia. ¿Te gustaría que tu hijo creciera siendo el tipo de esposo que cuida a su esposa? ¿Cómo lo aprenderá.... leyendo libros? No, viendo a su padre. Un hombre con mentalidad espiritual tiene el discernimiento del Espíritu Santo y nota las oportunidades para servir a su esposa y a sus hijos que le ayudarán a aprender más acerca del Señor y de quiénes son en Cristo.


Si estamos abiertos a buscar Su guía, Dios nos mostrará cómo bendecir a nuestras familias y ayudarles a crecer en sabiduría y admonición del Señor. Es entonces nuestra responsabilidad someternos a nosotros mismos a sus necesidades y velar que esas necesidades sean satisfechas. Por supuesto, no todas las necesidades son espirituales; algunas son muy prácticas. Puede ser que simplemente tu hija necesite ayuda con álgebra. Puedes pensar: Mi esposa puede ayudarla. Sin embargo, tu asistencia en esta necesidad práctica puede tener ramificaciones espirituales. Tu hija necesita un padre cariñoso y tierno porque eventualmente la visión que tenga de ti impactará su actitud frente a la autoridad y su entendimiento de Dios.


Papá, quizás no sabes nada de álgebra, pero no es cuánto sabes. En su lugar, es la voluntad con la que ofreces ayudarla que deja a tu hija saber que ella es importante para ti. Cuando ella está confiada de que ella es importante para ti, ella también tendrá la confianza de saber que es valiosa para Dios. Y no hay lección más grande que puedas enseñarle o forma en la que puedas ministrar en su corazón con un valor eterno como ese.