Parallel
23
SALMO 23 (22)
El Señor es mi pastor#Salmo 23 En este salmo se aplican al Señor dos imágenes poéticas: la del pastor que cuida sus ovejas (vv. 1-4) y la del anfitrión que agasaja a su invitado con un magnífico banquete. El sentimiento predominante del Salmo 23 es el de plena confianza en el amor y la fidelidad del Señor. Cf. Sal 27.
1a (1a) Salmo de David.
1 1 (1b) El Señor es mi pastor;#23.1(1b) Pastor: Véase Jn 10.11 n., y cf. Gn 49.24; Is 40.11; Jer 31.10; Ez 34.11-16; Jn 10.14-16; Heb 13.20; 1 P 5.4. Véase Pastor en el Índice temático.
nada me falta.
2En verdes praderas me hace descansar,
a las aguas tranquilas me conduce,#23.2 Cf. Jer 31.9; Ez 34.13-15; Ap 7.17.
3me da nuevas fuerzas#23.3 Cf. Is 40.31.
y me lleva por caminos rectos,#23.3 Caminos rectos: Lit. caminos de justicia. Cf. Pr 4.11-12.
haciendo honor a su nombre.#23.3 Haciendo honor a su nombre: Lit. por causa de su nombre, es decir, por razón de lo que él es, haciendo honor a lo que él es realmente. Véase Sal 8.1(2) nota  c, y cf. 25.11; 31.3(4); 106.8.
4Aunque pase por el más oscuro de los valles,
no temeré peligro alguno,
porque tú, Señor, estás conmigo;
tu vara y tu bastón me inspiran confianza.
5Me has preparado un banquete#23.5 Me has preparado un banquete: Lit. tendiste ante mí una mesa. La invitación a comer era no sólo un gesto de hospitalidad, sino también símbolo de solidaridad y de alianza. Cf. Gn 18.5-8; 19.2-3; Sal 41.9(10); Lc 22.17-21.
ante los ojos de mis enemigos;
has vertido perfume en mi cabeza,#23.5 El hecho de verter aceite perfumado sobre la cabeza del huésped era otro signo de amistad y hospitalidad. (Lc 7.37-38,46). Véase Sal 92.10(11) n.
y has llenado mi copa a rebosar.#23.5 Cf. 1 Co 10.16.
6Tu bondad y tu amor me acompañan
a lo largo de mis días,
y en tu casa, oh Señor, por siempre viviré.#Sal 27.4.