Parallel
25
VI. QUINTA COLECCIÓN: «DICHOS DE SALOMÓN» RECOPILADOS POR LA GENTE DE EZEQUÍAS, REY DE JUDÁ#25.1—29.27 La segunda colección de dichos de Salomón recoge 128 proverbios. Esta colección puede dividirse en dos secciones: la comparativa, llamada así por el marcado uso de comparaciones y prohibiciones (caps. 25—27); y la real, cuyos temas predominantes son los pobres, la justicia y el rey (caps. 28—29). Esta colección es probablemente fruto de una recopilación hecha por los escribas del rey Ezequías.
(25.1—29.27)
Segunda colección de dichos de Salomón
1También éstos son dichos de Salomón, copiados por gente al servicio de Ezequías, rey de Judá:#25.1 Ezequías fue rey de Judá desde el 716 hasta el 687 a.C. Cf. 2 Cr 29—32.
2Es gloria de Dios tener secretos,
y honra de los reyes penetrar en ellos.#25.2 Cf. Dt 29.29(28); Ro 11.33-35. Penetrar en ellos: no se refiere a la necesidad de penetrar en los secretos de Dios, sino a la obligación que tiene el rey de conocer a fondo los asuntos que debe resolver.
3La altura del cielo,
la profundidad de la tierra
y los pensamientos de los reyes,
son cosas en las que no es posible penetrar.
4Aparta de la plata las impurezas,
y el platero producirá una copa;
5aparta del servicio del rey al malvado,
y su trono se afirmará en la justicia.#25.4-5 Nótese la referencia al tema de la justicia como fundamento de todo buen gobierno (cf. Pr 16.12; 29.14; véase Sal 72.1 n.).
6No#25.6 En este v. empieza una serie de mandatos negativos (vv. 6-8) y uno positivo (vv. 9-10). Los mandatos, lo mismo que los proverbios, eran también una forma literaria utilizada por los sabios para comunicar sus enseñanzas. te des importancia ante el rey,
ni tomes el lugar de la gente importante;
7vale más que te inviten a subir allí,
que ser humillado ante los grandes señores.#25.6-7 Cf. Eclo 7.4-6; 13.9-10; Lc 14.8-10.
Lo que veas con tus propios ojos
8no lo lleves en seguida a los tribunales,
porque otro testigo puede desmentirte
y al final no sabrás qué hacer.
9Defiéndete de quien te acuse,
pero no descubras el secreto ajeno;#25.9 Defiéndete de quien te acuse: otra posible traducción: arregla la disputa con tu vecino. A veces los pleitos podían arreglarse sin necesidad de recurrir a los tribunales. Cf. Mt 5.25; 18.15-17.
10pues alguien puede oírte y ponerte en vergüenza,
y tu mala fama será cosa sin remedio.
11Las palabras en el momento oportuno
son como manzanas de oro incrustadas en plata.#25.11 Manzanas de oro: algunos ven en esta expresión una referencia a naranjas o albaricoques; otros la toman literalmente, y piensan en un trabajo con metales que da como resultado una bellísima joya.
12Como un anillo y un collar del oro más fino,
es la sabia reprensión en quien sabe recibirla.
13El mensajero fiel es para el que lo envía
cual frescura de nieve en día caluroso,
pues da nuevos ánimos a su señor.#25.13 Sobre el mensajero, véase Pr 13.17 n.
14Nubes y viento y nada de lluvia,
es quien presume de dar y nunca da nada.
15La paciencia calma el enojo;#25.15 Enojo: texto probable. Heb. dirigente.
las palabras suaves rompen la resistencia.#25.15 Cf. la parábola narrada por Jesús en Lc 18.1-8.
16Si encuentras miel,#25.16 Pr 24.13-14; 25.27; 27.7. no comas más de la cuenta,
no sea que de mucho comer la vomites.
17Si visitas a tu amigo, no lo hagas con frecuencia,
no sea que se canse de ti y llegue a odiarte.#25.17 Este v. amplía la enseñanza del anterior, de manera que los dos pueden considerarse como un solo proverbio.
18Mazo, espada, flecha puntiaguda,
¡eso es quien declara en falso contra su amigo!
19Confiar en un traidor en momentos de angustia
es como andar con una pierna rota
o comer con un diente picado.
20Cantar canciones al corazón afligido
es como echar vinagre en la llaga#25.20 Llaga: según la versión griega (LXX). Heb. salitre.
o quitarse la ropa en tiempo de frío.
21Si tu enemigo tiene hambre, dale de comer;
y si tiene sed, dale de beber;
22así harás que le arda la cara de vergüenza,
y el Señor te lo pagará.#25.21-22 Cf. Ex 23.4-5. Esta enseñanza ocupa un lugar fundamental en el NT (Mt 5.44-48); Pablo cita estos vv. en Ro 12.20.
23Por el viento del norte viene la lluvia,
y por las malas lenguas las malas caras.
24Más vale vivir en el borde de la azotea,
que en una amplia mansión con una mujer pendenciera.#25.24 Véase Pr 21.9 n.
25Como agua fresca en garganta sedienta
así caen las buenas noticias#25.25 Buenas noticias: Cf. Pr 15.30; 25.13. de tierras lejanas.
26Manantial de agua turbia y revuelta
es el inocente que tiembla ante el culpable.
27No hace bien comer mucha miel,
pero es una honra investigar lo difícil.#25.27 Pero es una honra investigar lo difícil: sentido probable. Hebreo oscuro. Sobre la miel, véanse Pr 24.13-14 n.; 25.16 n.
28Como ciudad sin muralla y expuesta al peligro,
así es quien no sabe dominar sus impulsos.#25.28 Los impulsos fuera de control son una debilidad, no una fuerza (cf. Pr 16.32; Eclo 6.2-4; 22.27; 23.6).