Un Matrimonio Formado por el Evangelio

Devotional

Un matrimonio formado por el Evangelio


En este estudio, veremos la perspectiva que Dios tiene del matrimonio, según lo que ha dicho en su Palabra — la Biblia — acerca de este tema. Muchos de los buenos consejos e instrucciones acerca del matrimonio empiezan por preguntar "¿Qué es lo más sabio hacer en el matrimonio?" o aún "¿Qué dice Dios que debemos hacer en cuanto al matrimonio?"; y terminan dando buenos consejos — aún consejos bíblicos —. 


En cambio aquí, empezaremos con unas preguntas diferentes. Iniciaremos la conversación acerca del matrimonio por preguntar: ¿Cuál es el propósito de Dios en el matrimonio? y ¿Cuál es su perspectiva acerca del matrimonio? Estas preguntas nos llevarán a descubrir qué quiere Dios que hagamos en el matrimonio, y cómo debemos portarnos en esta relación. Descubriremos que sus instrucciones acerca del matrimonio tienen más sentido cuando vemos a la base de su filosofía acerca del matrimonio.


Doy por sentado que esta forma de ver al matrimonio aplica más a quienes desean vivir su vida conforme a la voluntad de Dios, y aplica menos a las personas que toman sus propias decisiones — quienes efectivamente determinan su propio camino en la vida —. Sí, veremos los buenos consejos e instrucciones de Dios acerca del matrimonio, pero la motivación que ofreceremos por cumplir con lo que Dios manda no será tanto nuestra felicidad, sino el poder cumplir la visión que Dios tiene para nuestro matrimonio. 


Por lo tanto, para algunos, lo que veremos será tanto los consejos como la motivación que usarán para guiar e incentivar su conducta en su matrimonio porque ya han decidido vivir en sumisión a Dios. Entenderán qué desea Dios que hagan, y por qué quiere que lo hagan. Sabrán cómo agradar a su Padre a través de su matrimonio. 


Para otros, lo que veremos será más que toda información. Verán lo que Dios dice acerca del matrimonio, y qué piensa Dios del matrimonio. Pero si no han decidido seguir en todo a la guía de Dios, esta información les servirá para entender mejor qué desea Dios y por qué lo desea. Tal vez hallarán algunos consejos que pueden aplicar a su matrimonio. Mi esperanza es que por ver la perspectiva de Dios en cuanto al matrimonio, lleguen a querer tomar la decisión de entregarse a Dios por arrepentirse y bautizárse, y así llegar a ser su hijo y seguirle como su Señor y Salvador.