Viviendo Bajo La Provisión De Dios

Day 2 of 5 • This day’s reading

Devotional

«Hecho por Dios»

Toda buena cosa que tenemos y somos proviene de Dios. Sería algo maravilloso ver en las películas, entrevistas o las tarjetas de presentación las palabras: «Hola, soy Alicia. Soy una escritora de artículos cristianos hecha por Dios. Es un placer conocerte». Eso fue divertido. Practiquemos juntos. Comenzaré yo. «Soy una ama de casa creada por Dios». «Soy una hija de Dios creada por Él». Ahora, te toca a ti. Es muy sencillo, menciona cualquier don bueno y perfecto en tu vida y coloca: «hecho por Dios». No olvides incluir hasta los dones más pequeños provistos por nuestro bondadoso Padre celestial. La provisión de Dios nunca expira; durará por toda la eternidad. Y toda provisión Suya dice: «Hecho por Dios».

Somos dueños de cada prenda de ropa y calzado que tenemos. Cada centavo que tenemos nos ha sido dado por Dios. Sin duda algunos tienen más que otros, sin embargo, nuestro contentamiento en Dios incrementa a medida que reconocemos que todo lo que tenemos proviene de Dios. A menudo nos resulta más fácil darle importancia a las cosas que no tenemos en lugar de las cosas que sí tenemos. Debemos entender que no se trata de la cantidad, sino de la condición de nuestro corazón.