[Grandes versos] El Evangelio de Isaías

Dia 6 de 8 • Ver la lectura de hoy

Devocionales

Alguien pagó por tu pecado



El libro de Isaías es conocido como el quinto Evangelio, porque contiene tantos pasajes sobre Jesucristo, el Salvador que viene. Entre ellos, uno de los capítulos más grandes es Isaías 53, que es un poderoso retrato de los acontecimientos que rodean la cruz, escrito siete siglos antes de que Cristo viniera.



En Isaías 53, el versículo central es el versículo 6: «Todos nosotros nos descarriamos como ovejas, cada cual se apartó por su camino; mas Jehová cargó en él el pecado de todos nosotros».



Las dos primeras líneas subrayan nuestro problema con el pecado. Vemos la universalidad del pecado: «Todos nosotros nos descarriamos como ovejas». También vemos que la esencia del pecado es cuando vamos por nuestro camino en lugar del camino de Dios. «Todos nosotros nos descarriamos como ovejas, cada cual se apartó por su camino». Esta es la esencia del pecado: la independencia de Dios, rebelarse contra Dios o tratar de complacerse a sí mismo en lugar de a Dios.



Si las primeras dos líneas describen nuestro problema con el pecado, las últimas dos líneas dan la solución de Dios. Dios tomó nuestro pecado, todo nuestro pecado y lo puso sobre Cristo. Cuando Cristo se aferró a la cruz, Dios tomó todo nuestro pecado y lo colocó sobre Cristo para que él pudiera morir en nuestro lugar. Así que aquí, en medio de Isaías 53, hay una declaración poderosa. Primero, se dice que el problema básico del pecado del hombre es que vamos por nuestro propio camino en lugar del camino de Dios. Luego está la solución de Dios: un Sustituto que soportará nuestro pecado.



Es increíble cuando lo piensas: todo tu pecado y tu rebeldía pagados por otro, quien murió por ti. Gracia asombrosa.