Tumbas a jardines: Restaurando esperanza en lugares muertos

Devocionales

NO HAS PERDIDO


No has perdido una batalla 


Y sé que, nunca 


Me fallarás


Cuando piensas en las batallas en la biblia, puede que algunas destacadas se te vengan a la mente. David derrotando a Goliat, Josué marchando alrededor de Jericó, Gedeón enfrentándose a un ejercito vasto con tan solo 300 hombres.


Cada una de estas batallas tenían algo en común: cada uno de ellos ganaron su “batalla” de manera inesperada. 


Lideres del ejercito querían que David peleara con armadura y una espada, pero Dios le dijo que recogiera cinco piedras lisas.


La gente quería que Josué atacara a Jericó a la fuerza, pero Dios les dijo que marcharan alrededor de la ciudad.


Gedeón no quería encabezar un ejercito, pero eventualmente obedeció la voluntad de Dios y el enemigo se retiró sin que ninguno de los hombres de Gedeón tuviera que levantar una espada.


En cada caso, Dios les dio la victoria en maneras que no nos hubiéramos esperado. Pero ahí no termina:


Dios no peleó la batalla POR ellos, Él la peleó CON ellos.


Deuteronomio 20:4 dice que, «porque el Señor tu Dios está contigo; él peleará en favor tuyo y te dará la victoria sobre tus enemigos».


Dios no pierde Sus batallas. Él peleara contigo, pero tú tendrás que estar dispuesto a entrar a la batalla con Él. Aunque eso sea enfrentando posibilidades con todo en tu contra como David y Gedeón o tomando un camino poco probable como Josué, Dios estará detrás de tu disposición.