El reto de entender el propósito de nuestra vida

Día 6 de 7 • Ver la lectura de hoy

Devocional

La iglesia está entretenida en muchas cosas


La serpiente te va a engañar para que no participes del árbol de la vida, que no comas del pan de vida. Cristo dijo: yo soy el pan de vida, habla de Él, de recibir la esencia de Él. El resultado sigue siendo el mismo caos, tenemos los mismos conflictos. La iglesia sigue entretenida en los mismos conceptos de bien y mal y no hallamos el objetivo principal.   


Nos entretenemos en tantas cosas y juzgamos a los demás porque se bautizan con agua fría o caliente, si en agua corriente o no; si en la Santa Cena el pan debe ser redondo o cuadrado, si el jugo debe tener alcohol o ser jugo de uva. Pero lo más importante es comer de Él, de nada sirven todas las demás cosas si no comemos de Él. Se trata de participar de la vida, recibir la esencia para lo cual fuimos adquiridos. Tener la vida de la ekklesía, producir el fruto de la vida que da como resultado que nuestras naciones sean sanadas.


¡Cuánto se habla de que Dios traiga un avivamiento! Pero lo que se requiere es una reforma en nuestra mente para que entendamos lo que tenemos, para que sepamos nuestra función, para que entendamos la súper eminente grandeza de su poder, que ya radica en nosotros y que debe transformar nuestro mundo, pero que utilizamos únicamente para tener cultos gloriosos. Esa no es nuestra función como iglesia.


Nuestra función es lograr que el mundo sea transformado en un mundo que opere más con la mente de Cristo, en una sociedad que opere más con los valores divinos. ¿Cómo vamos a tener gente que pueda ser habilitada, capacitada? ¿Jóvenes que desde niños puedan entender cuál es el propósito para el cual fueron creados en Dios y que entiendan su función en el mundo y que no se limiten a cantar bonitas canciones o tocar algún instrumento? 


¿Quiénes van a los medios artísticos para que, con una misión apostólica, puedan transformarlo? ¿Quiénes van a las áreas gubernamentales, empresariales, profesionales? ¿Quiénes van a influenciar para una transformación? La iglesia no debe huir de esos medios, sino infiltrarse en ellos para influenciar.