Parallel
90
SALMO 90 (89)
LIBRO IV
(Sal 90—106)
Eternidad de Dios y fragilidad del hombre#Salmo 90 Este salmo consta de dos partes: una meditación de tono didáctico o sapiencial (vv. 1-12) y una súplica colectiva (vv. 13-17). La meditación contrapone la eternidad de Dios a la brevedad de la vida humana, hecha en su mayor parte de trabajos y miserias (v. 10). En la súplica, el salmista pide al Señor una alegría tan prolongada como fueron largos sus años de aflicción (v. 15).
1a (1a) Oración de Moisés, el hombre de Dios.#90.0(1a) Moisés, el hombre de Dios: Dt 33.1.
1 1 (1b) Señor, tú has sido nuestro refugio
por todas las edades.
2Desde antes que se formaran los montes
y que existieran la tierra y el mundo,
desde los tiempos antiguos
y hasta los tiempos postreros,
tú eres Dios.
3Haces que el hombre vuelva al polvo
cuando dices: «Vuelvan al polvo, seres humanos.»#90.3 Alusión a Gn 3.19; cf. Sal 104.29; Ec 3.20; 12.7.
4En verdad, mil años, para ti,
son como el día de ayer, que pasó.
¡Son como unas cuantas horas de la noche!#2~P 3.8.
5Arrastras a los hombres con violencia,
cual si fueran sólo un sueño;#90.5 Un sueño: Job 20.8.
6son como la hierba, que brota y florece a la mañana,
pero a la tarde se marchita y muere.#90.6 Acerca de esta metáfora, véanse referencias en Sal 37.2 n.
7En verdad, tu furor nos consume,
¡nos deja confundidos!
8Nuestros pecados y maldades
quedan expuestos ante ti.
9En verdad, toda nuestra vida
termina a causa de tu enojo;
nuestros años se van como un suspiro.
10Setenta son los años que vivimos;
los más fuertes llegan hasta ochenta;#90.10 Cf. Gn 6.3; Eclo 18.9.
pero el orgullo de vivir tanto
sólo trae molestias y trabajo.
¡Los años pronto pasan, lo mismo que nosotros!#90.10 Job 14.1; Ec 2.23; 11.8.
11¿Quién conoce la violencia de tu enojo?
¿Quién conoce tu furor?
12Enséñanos a contar bien nuestros días,
para que nuestra mente alcance sabiduría.#Ef 5.15-16; Col 4.5.
13¡Señor, vuélvete a nosotros!
¿Cuánto más tardarás?
¡Ten compasión de estos siervos tuyos!
14Llénanos de tu amor al comenzar el día,#90.14 Al comenzar el día: Véase Sal 46.5(6) n. Cf. Sal 30.5(6); 143.8.
y alegres cantaremos toda nuestra vida.
15Danos tantos años de alegría
como los años de aflicción que hemos tenido.
16¡Haz que tus siervos y sus descendientes
puedan ver tus obras y tu gloria!
17Que la bondad del Señor, nuestro Dios,
esté sobre nosotros.
¡Afirma, Señor, nuestro trabajo!
¡Afirma, sí, nuestro trabajo!