Parallel
35
Profecía contra el monte Seír#35.1-15 La restauración de Israel irá acompañada de la devastación del país de Edom, ya que los edomitas se aprovecharon del desastre de Judá (cf. v. 5) para adueñarse de una parte de su territorio. Cf. Is 34.5-17; 63.1-6; Jer 49.7-22; Ez 25.12-14; Am 1.11-12; Abd 1-14; Mal 1.2-5; véase Índice de mapas.
1El Señor se dirigió a mí, y me dijo: 2«Vuélvete hacia el monte de Seír y habla en mi nombre contra él. 3Dile:
»“Esto dice el Señor:
Yo me declaro tu enemigo,
monte de Seír,
y te voy a castigar
dejándote desierto y en ruinas.
4Voy a dejar destruidas tus ciudades,
y tú quedarás convertido en un desierto.
Entonces reconocerás que yo soy el Señor.
5»”Tú has sido eterno enemigo de los israelitas, y les hiciste la guerra cuando ellos recibían el castigo final por sus pecados. 6Pero yo, el Señor, juro por mi vida que te entregaré a la muerte, y la muerte te perseguirá. Eres culpable#35.6 Eres culpable: según la versión griega (LXX). Heb. odiaste. de muerte, y la muerte te perseguirá. 7Te voy a dejar desierto y en ruinas, monte de Seír, y no permitiré que nadie vuelva a pasar por ti. 8Haré que tus cerros y tus colinas, tus valles y tus ríos, queden llenos de los cadáveres de los que mueran en la guerra. 9Te dejaré convertido para siempre en un desierto, y nadie vivirá en tus ciudades. Entonces reconocerán ustedes que yo soy el Señor.
10»”Tú dijiste: El país de Israel, con sus dos reinos, será mío; yo seré su dueño, a pesar de que el Señor viva allí. 11Pero yo, el Señor, juro por mi vida que voy a tratarte a ti con la misma ira, envidia y odio con que tú trataste a Israel. Cuando yo te castigue, ellos me reconocerán. 12Entonces verás que yo, el Señor, había escuchado todos los insultos que lanzaste contra los montes de Israel. Tú dijiste: ¡Son un desierto; ahora los podemos devorar! 13Abriste la boca desafiándome, y se te soltó la lengua contra mí. Yo lo escuché.
14»”Pues esto digo yo, el Señor: Toda la tierra se va a alegrar cuando yo te destruya. 15Tú te alegraste cuando fue destruido el país que Israel recibió en propiedad, pero lo mismo pasará contigo: quedarás hecho un desierto, monte de Seír, país de Edom. Entonces reconocerán que yo soy el Señor.”