Parallel
9
La alianza de Dios con Noé
1Dios bendijo a Noé y a sus hijos, diciéndoles:
—Sean fecundos, reprodúzcanse y pueblen la tierra. 2Todos los animales los temerán y los respetarán: las aves del cielo, los reptiles del suelo y los peces del mar están bajo su dominio. 3Todo lo que se mueve y tiene vida, al igual que los vegetales, les servirá de alimento. Yo lo pongo a su disposición. 4Pero no comerán la carne con sangre, porque la sangre es su vida. 5Yo pediré cuentas de su sangre y de sus vidas, se lo reclamaré a cualquier animal. También a cualquier ser humano que mate a un hermano suyo, le pediré cuentas de esa vida.
6Si alguien derrama la sangre de un ser humano,
otro ser humano derramará la suya,
porque Dios creo al ser humano
a su propia imagen.
7Ustedes sean fecundos y multiplíquense; pueblen la tierra y domínenla.
8Dios siguió diciéndoles a Noé y sus hijos:
9—Miren, yo establezco mi alianza con ustedes, con sus descendientes, 10y con todos los animales que los han acompañado: aves, ganados y bestias; con todos los animales que salieron del arca y ahora pueblan la tierra. 11Esta es mi alianza con ustedes: la vida no volverá a ser exterminada por las aguas del diluvio, ni habrá otro diluvio que devaste la tierra.
12Y Dios añadió:
—Esta es la señal de la alianza que establezco para siempre con ustedes y con todos los animales que los han acompañado: 13he puesto mi arco en las nubes como un signo de mi alianza con la tierra. 14Cuando yo cubra la tierra de nubes y en ellas aparezca el arco, 15me acordaré de la alianza que he establecido con ustedes y con todos los animales, y las aguas del diluvio no los volverán a aniquilar. 16Cada vez que aparezca el arco entre las nubes, yo lo veré y me acordaré de la alianza eterna entre Dios y todos los seres vivos que pueblan la tierra.
17Dios dijo a Noé:
—Esta es la señal de la alianza que establezco con todos los seres vivos que pueblan la tierra.
Los hijos de Noé
18Los hijos de Noé que salieron del arca fueron Sem, Cam y Jafet. Cam fue el padre de Canaán. 19A partir de estos tres hijos de Noé y sus descendientes se pobló toda la tierra. 20Noé comenzó a cultivar la tierra y plantó una viña. 21Pero, al beber vino, se emborrachó y quedó tendido desnudo en medio de su tienda. 22Cuando Cam, el padre de Canaán, vio a su padre desnudo, salió a contárselo a sus dos hermanos. 23Entonces Sem y Jafet tomaron un manto, se lo echaron sobre los hombros de ambos y taparon a su padre con él; para no verlo desnudo, caminaron de espaldas y mirando hacia otro lado.
24Cuando se le pasó a Noé la borrachera y se enteró de lo que le había hecho su hijo menor, 25dijo:
¡Maldito sea Canaán!
¡Será esclavo para sus hermanos,
el último de los esclavos!
26Y agregó:
¡Bendito sea el Señor, Dios de Sem!
¡Que Canaán sea su esclavo!
27¡Que Dios engrandezca a Jafet,
para que habite en los campamentos de Sem,
y Canaán sea su esclavo!
28Después del diluvio, Noé vivió trescientos cincuenta años, 29y a la edad de novecientos cincuenta años murió.