GÉNESIS 7
BLPH
7
El diluvio
1El Señor dijo a Noé:
—Entra en el arca tú y toda tu familia, porque he visto que eres el único justo de esta generación. 2De cada animal puro toma siete parejas, cada macho con su hembra; pero de los impuros solo una pareja, un macho y su hembra. 3También de las aves del cielo toma siete parejas, macho y hembra, para preservar sus especies sobre la tierra, 4porque dentro de siete días haré que llueva sobre la tierra durante cuarenta días y cuarenta noches, y borraré de ella a todos los seres que he creado.
5Y Noé hizo todo lo que Dios le había ordenado.
6Tenía Noé seiscientos años cuando las aguas del diluvio inundaron la tierra. 7Entonces Noé entró en el arca con sus hijos, su mujer y sus nueras para escapar de las aguas del diluvio.#Mt 24,38-39; Lc 17,27. 8De los animales puros e impuros, de las aves y reptiles, 9entraron con Noé por parejas, el macho y su hembra, tal como Dios se lo había ordenado.
10Al cabo de siete días, las aguas del diluvio comenzaron a caer sobre la tierra. 11Noé tenía seiscientos años cuando reventaron las fuentes del océano y se abrieron las compuertas del cielo. Era el día diecisiete del mes segundo. 12Cuarenta días y cuarenta noches estuvo lloviendo sobre la tierra. 13Aquel mismo día entró Noé en el arca con sus hijos, Sem, Cam y Jafet, su mujer y sus tres nueras, 14y también animales de todas las especies, tanto salvajes como domésticos, reptiles y aves, y toda clase de seres alados. 15Entraron con Noé en el arca parejas de todos los seres vivos: 16entraron macho y hembra de cada especie, como le había ordenado Dios. Y tras entrar Noé en el arca, el Señor cerró la puerta.
17Diluvió sobre la tierra cuarenta días: las aguas subieron de nivel haciendo que el arca comenzase a flotar por encima del suelo. 18Subían las aguas cada vez más y más, pero el arca se mantenía a flote sobre ellas. 19El nivel de las aguas subió tanto que hasta las montañas más altas bajo el cielo quedaron cubiertas; 20incluso el nivel del agua superaba en siete metros las montañas más altas. 21Así que murió todo ser viviente que se movía sobre la tierra: las aves, los animales tanto salvajes como domésticos, los reptiles y también los seres humanos.#2 Pe 3,6. 22Pereció absolutamente todo lo que en tierra firme tenía vida y podía respirar. 23Fueron aniquilados todos los seres vivientes que había sobre la superficie de la tierra, desde los seres humanos hasta los ganados, los reptiles y las aves del cielo.
Todos fueron borrados de la tierra. Solo quedó Noé y los que estaban con él en el arca. 24La tierra quedó cubierta por las aguas durante ciento cincuenta días.

La Palabra (BLPH) versión hispanoamericana Copyright © Sociedad Bíblica de España, 2010 Utilizada con permiso

Learn More About La Palabra (versión hispanoamericana)