Parallel
35
Jacob vuelve a Betel
1Dios dijo a Jacob:
—Ponte en camino, dirígete a Betel y quédate a vivir allí, donde levantarás un altar al Dios que se te apareció cuando huías de tu hermano Esaú.
2Jacob dijo a su familia y a todos los que lo acompañaban:
—Desháganse de todos los dioses extraños que tengan, purifíquense y cambien de ropa. 3Luego subiremos a Betel donde erigiré un altar al Dios que me escuchó en el peligro y me acompañó en mi viaje.
4Ellos entregaron a Jacob todos los dioses extraños que conservaban, así como los pendientes* que llevaban en las orejas, y Jacob los enterró al pie de la encina que hay junto a Siquén. 5Después emprendieron camino, y nadie persiguió a los hijos de Jacob, porque Dios hizo que el pánico cundiese entre las ciudades de alrededor.
6Jacob, con toda la gente que lo acompañaba, llegó a Luz, es decir, a Betel, en la tierra de Canaán. 7Erigió allí un altar y puso a aquel lugar el nombre de Betel, porque allí se le había aparecido Dios cuando huía de su hermano.
8Por esos días murió Débora, la nodriza de Rebeca, y la enterraron más abajo de Betel, al pie de una encina a la que llamaron Encina del Llanto.
9Al volver Jacob de Parán Aram, se le apareció de nuevo Dios y lo bendijo 10diciendo:
—Tu nombre es Jacob, pero ya no te llamarás así. De ahora en adelante te llamarás Israel.
Y lo llamó Israel. 11Luego añadió:
—Yo soy el Todopoderoso; sé fecundo y multiplícate. Un pueblo, una muchedumbre de naciones nacerá de ti y habrá reyes entre tus vástagos. 12La tierra que les di a Abrahán y a Isaac, te la doy a ti y a tu descendencia.
13Y Dios se marchó del lugar donde había hablado con él. 14Entonces Jacob erigió una piedra votiva en el lugar donde Dios le había hablado, vertió sobre ella una libación y la ungió con aceite. 15Y Jacob llamó Betel al lugar donde le había hablado Dios.
Muerte de Raquel y de Isaac
16Después partieron de Betel, y todavía faltaba un buen trecho para llegar a Efrata cuando Raquel dio a luz. Tuvo un parto muy complicado 17y mientras daba a luz con dolores, la partera le iba diciendo:
—¡Ánimo, que lo que viene es otro niño!
18Con su último aliento —porque ya se estaba muriendo—, lo llamó Benoní*, pero su padre lo llamó Benjamín.
19Así murió Raquel a la que enterraron junto al camino de Efrata (hoy Belén). 20Sobre su tumba Jacob construyó un monumento funerario, el mismo que está en la tumba de Raquel hasta el día de hoy.
21Israel partió de allí y acampó más allá de Migdal Éder.
22Mientras vivía en aquella región, Rubén fue y se acostó con Bilhá, concubina de su padre. Y Jacob se enteró.
Los hijos de Jacob
(1 Cr 2,1-2)
Los hijos de Jacob fueron doce. 23Hijos de Lía: Rubén, primogénito de Jacob, Simeón, Leví, Judá, Isacar y Zabulón. 24Hijos de Raquel: José y Benjamín. 25Hijos de Bilhá, la criada de Raquel: Dan y Neftalí. 26Hijos de Zilpá, la criada de Lía: Gad y Aser.
Estos fueron los hijos que le nacieron a Jacob en Parán Aram.
Muerte y sepultura de Isaac
27Jacob volvió a casa de su padre Isaac, a Mambré, cerca de Quiriat Arbá, es decir, Hebrón, donde habían vivido Abrahán e Isaac. 28Tenía Isaac ciento ochenta años 29cuando murió, anciano y colmado de días, y fue a reunirse con sus antepasados. Sus hijos Esaú y Jacob lo sepultaron.