Job 19
NTV

Job 19

19
Sexto discurso de Job: respuesta a Bildad
1Entonces Job volvió a hablar:
2«¿Hasta cuándo me torturarán?
¿Hasta cuándo intentarán aplastarme con sus palabras?
3Ya me han insultado diez veces.
Deberían avergonzarse de tratarme tan mal.
4Aunque yo hubiera pecado,
eso es asunto mío y no de ustedes.
5Creen que son mejores que yo
al usar mi humillación como prueba de mi pecado;
6pero es Dios quien me hizo daño
cuando me atrapó en su red.#19:6 O porque soy como una ciudad sitiada.
7»Yo clamo: “¡Socorro!” pero nadie me responde;
protesto, pero no hay justicia.
8Dios ha cerrado mi camino para que no pueda moverme;
hundió mi senda en oscuridad.
9Me ha despojado del honor
y ha quitado la corona de mi cabeza.
10Por todos lados me ha destruido, y estoy acabado.
Arrancó de raíz mi esperanza como un árbol caído.
11Su furia arde contra mí;
me considera un enemigo.
12Sus tropas avanzan
y construyen caminos para atacarme;
acampan alrededor de mi carpa.
13»Mis familiares se mantienen lejos,
y mis amigos se han puesto en mi contra.
14Mi familia se ha ido
y mis amigos íntimos se olvidaron de mí.
15Mis sirvientes y mis criadas me consideran un extraño;
para ellos soy como un extranjero.
16Cuando llamo a mi sirviente, no viene,
¡tengo que rogarle!
17Mi aliento le da asco a mi esposa;
mi propia familia me rechaza.
18Hasta los niños me menosprecian;
cuando me levanto para hablar, me vuelven la espalda.
19Mis amigos íntimos me detestan;
los que yo amaba se han puesto en mi contra.
20Quedé reducido a piel y huesos
y he escapado de la muerte por un pelo.
21»Tengan misericordia de mí, amigos míos, tengan misericordia;
porque la mano de Dios me ha golpeado.
22¿Me perseguirán ustedes también como lo hace Dios?
¿No me han despellejado ya bastante?
23»Oh, que mis palabras fueran grabadas;
oh, que quedaran escritas en un monumento,
24talladas con cincel de hierro y rellenas de plomo,
y labradas en la roca para siempre.
25»Pero en cuanto a mí, sé que mi Redentor vive,
y un día por fin estará sobre la tierra.
26Y después que mi cuerpo se haya descompuesto,
¡todavía en mi cuerpo veré a Dios!#19:26 O sin mi cuerpo veré a Dios. El significado del hebreo es incierto.
27Yo mismo lo veré;
así es, lo veré con mis propios ojos.
¡Este pensamiento me llena de asombro!
28»¿Cómo se atreven a seguir persiguiéndome,
diciendo: “Es su propia culpa”?
29Ustedes mismos deben tener temor al castigo,
pues su actitud lo merece.
Entonces sabrán que de verdad hay un juicio».

Santa Biblia, Nueva Traducción Viviente, copyright © 2010 by Tyndale House Foundation. Used by permission of Tyndale House Publishers, a Division of Tyndale House Ministries, Carol Stream, Illinois 60188. All rights reserved.


Learn More About Nueva Traducción Viviente

Encouraging and challenging you to seek intimacy with God every day.


YouVersion uses cookies to personalize your experience. By using our website, you accept our use of cookies as described in our Privacy Policy.