Daniel 10
NTV

Daniel 10

10
Visión de un mensajero
1En el tercer año del reinado de Ciro de Persia,#10:1 El tercer año del reinado de Ciro fue el 536 a. C. Daniel (también llamado Beltsasar) tuvo otra visión. Comprendió que la visión tenía que ver con sucesos que ciertamente ocurrirían en el futuro, es decir, tiempos de guerra y de grandes privaciones.
2Cuando recibí esta visión, yo, Daniel, había estado de luto durante tres semanas enteras. 3En todo ese tiempo no comí nada pesado. No probé carne ni vino, ni me puse lociones perfumadas hasta que pasaron esas tres semanas.
4El 23 de abril,#10:4 En hebreo El día veinticuatro del primer mes, del antiguo calendario lunar hebreo. Esta fecha del libro de Daniel puede corroborarse con las fechas que aparecen en los registros persas que se han conservado, y pueden relacionarse de manera precisa con nuestro calendario moderno. Este suceso ocurrió el 23 de abril del 536 a. C. mientras estaba de pie en la ribera del gran río Tigris, 5levanté los ojos y vi a un hombre vestido con ropas de lino y un cinto de oro puro alrededor de la cintura. 6Su cuerpo tenía el aspecto de una piedra preciosa. Su cara destellaba como un rayo y sus ojos ardían como antorchas. Sus brazos y sus pies brillaban como el bronce pulido y su voz era como el bramido de una enorme multitud.
7Solo yo, Daniel, vi esta visión. Los hombres que estaban conmigo no vieron nada, pero de pronto tuvieron mucho miedo y corrieron a esconderse. 8De modo que quedé allí solo para contemplar tan sorprendente visión. Las fuerzas me abandonaron, mi rostro se volvió mortalmente pálido y me sentí muy débil. 9Entonces oí que el hombre hablaba y cuando oí el sonido de su voz, me desmayé y quedé tendido, con el rostro contra el suelo.
10En ese momento, una mano me tocó y, aún temblando, me levantó y me puso sobre las manos y las rodillas. 11Entonces el hombre me dijo: «Daniel, eres muy precioso para Dios, así que presta mucha atención a lo que tengo que decirte. Ponte de pie, porque me enviaron a ti». Cuando me dijo esto, me levanté, todavía temblando.
12Entonces dijo: «No tengas miedo, Daniel. Desde el primer día que comenzaste a orar para recibir entendimiento y a humillarte delante de tu Dios, tu petición fue escuchada en el cielo. He venido en respuesta a tu oración; 13pero durante veintiún días el espíritu príncipe#10:13a En hebreo el príncipe; también en 10:13c, 20. del reino de Persia me impidió el paso. Entonces vino a ayudarme Miguel, uno de los arcángeles,#10:13b En hebreo los príncipes principales. y lo dejé allí con el espíritu príncipe del reino de Persia.#10:13c Así aparece en una versión griega; en hebreo dice y me dejaron allí con los reyes de Persia. El significado del texto hebreo es incierto. 14Ahora estoy aquí para explicar lo que le sucederá en el futuro a tu pueblo, porque esta visión se trata de un tiempo aún por venir».
15Mientras me hablaba, bajé la vista al suelo, sin poder decir una palabra. 16Entonces el que se parecía a un hombre#10:16 Así aparece en casi todos los manuscritos del texto masorético; en un manuscrito del texto masorético y en una versión griega dice Entonces algo que se parecía a una mano humana. me tocó los labios y abrí la boca y comencé a hablar. Le dije al que estaba de pie frente a mí:
—Estoy muy angustiado a causa de la visión que tuve, mi señor, y me siento muy débil. 17¿Cómo podría alguien como yo, tu siervo, hablar contigo, mi señor? Mis fuerzas se han ido y apenas puedo respirar.
18Entonces el que se parecía a un hombre volvió a tocarme y sentí que recuperaba mis fuerzas.
19—No tengas miedo —dijo—, porque eres muy precioso para Dios. ¡Que tengas paz, ánimo y fuerza!
Mientras me decía estas palabras, de pronto me sentí más fuerte y le dije:
—Por favor, háblame, señor mío, porque me has fortalecido.
20—¿Sabes por qué he venido? —respondió él—. Pronto debo regresar a luchar contra el espíritu príncipe del reino de Persia y después de eso vendrá el espíritu príncipe del reino de Grecia.#10:20 En hebreo de Javán. 21Mientras tanto, te diré lo que está escrito en el libro de la verdad. (Nadie me ayuda contra esos espíritus príncipes, a excepción de Miguel, el espíritu príncipe de ustedes.#10:21 En hebreo contra estos, excepto Miguel, el príncipe de ustedes. 22He acompañado a Miguel#11:1 En hebreo Lo he acompañado. para apoyarlo y fortalecerlo desde el primer año del reinado de Darío el medo).

Santa Biblia, Nueva Traducciόn Viviente, © 2008, 2009 Tyndale House Foundation.

Learn More About Nueva Traducción Viviente