Search results for: Salmo 16

  • Salmo 16:1 (NVI)

    Protégeme, oh Dios, porque en ti busco refugio.

  • Salmo 16:2 (NVI)

    Yo le he dicho al Señor: «Mi Señor eres tú. Fuera de ti, no poseo bien alguno».

  • Salmo 16:3 (NVI)

    En cuanto a los santos que están en la tierra, son los nobles en quienes está toda mi delicia.

  • Salmo 16:4 (NVI)

    Aumentarán los dolores de los que corren tras otros dioses. ¡Jamás derramaré sus ofrendas de sangre ni con mis labios pronunciaré sus nombres!

  • Salmo 16:5 (NVI)

    Tú, Señor, eres mi herencia y mi copa; eres tú quien ha afirmado mi porción.

  • Salmo 16:6 (NVI)

    Bellos lugares me han tocado; ¡preciosa herencia me ha correspondido!

  • Salmo 16:7 (NVI)

    Bendeciré al Señor, quien me aconseja; aun de noche mi corazón se instruye.

  • Salmo 16:8 (NVI)

    Siempre tengo presente al Señor; con él a mi derecha, nada me hará caer.

  • Salmo 16:9 (NVI)

    Por eso mi corazón se alegra y se regocijan mis entrañas; mi cuerpo también vivirá confiado.

  • Salmo 16:10 (NVI)

    No me abandonarás en los dominios de la muerte; no permitirás que sufra corrupción tu siervo fiel.

  • Salmo 16:11 (NVI)

    Me has dado a conocer el camino de la vida; me llenarás de alegría en tu presencia y de dicha eterna a tu derecha.

  • Salmo 55:22 (NVI)

    Entrégale tus afanes al Señor y él te sostendrá; no permitirá que el justo caiga y quede abatido para siempre.

  • Salmo 139:24 (NVI)

    Fíjate si voy por un camino que te ofende y guíame por el camino eterno.

  • Salmo 139:23 (NVI)

    Examíname, oh Dios, y conoce mi corazón; pruébame y conoce mis ansiedades.

  • Salmo 27:14 (NVI)

    Pon tu esperanza en el Señor; cobra ánimo y ármate de valor, ¡pon tu esperanza en el Señor!

  • Salmo 51:12 (NVI)

    Devuélveme la alegría de tu salvación; que un espíritu de obediencia me sostenga.

  • Salmo 139:14 (NVI)

    ¡Te alabo porque soy una creación admirable! ¡Tus obras son maravillosas y esto lo sé muy bien!

  • Salmo 46:10 (NVI)

    «Quédense quietos, reconozcan que yo soy Dios. ¡Seré exaltado entre las naciones! ¡Seré enaltecido en la tierra!».

  • Salmo 37:4 (NVI)

    Deléitate en el Señor y él te concederá los deseos de tu corazón. Guímel

  • Salmo 91:2 (NVI)

    Yo digo al Señor: «Tú eres mi refugio, mi fortaleza, el Dios en quien confío».

  • Salmo 91:1 (NVI)

    El que habita al abrigo del Altísimo descansará a la sombra del Todopoderoso.

  • Salmo 37:5 (NVI)

    Encomienda al Señor tu camino; confía en él y él actuará.

  • Salmo 51:10 (NVI)

    Crea en mí, oh Dios, un corazón limpio y renueva un espíritu firme dentro de mí.

  • Salmo 27:4 (NVI)

    Una sola cosa pido al Señor y es lo único que persigo: habitar en la casa del Señor todos los días de mi vida, para contemplar la hermosura del Señor y buscar orientación en su Templo.

  • Salmo 1:2 (NVI)

    sino que en la Ley del Señor se deleita y día y noche medita en ella.