Search results for: Salmo 121

  • Salmo 121:1 (NVI)

    A las montañas levanto mis ojos; ¿de dónde ha de venir mi ayuda?

  • Salmo 121:2 (NVI)

    Mi ayuda proviene del Señor, que hizo el cielo y la tierra.

  • Salmo 121:3 (NVI)

    No permitirá que tu pie resbale; jamás duerme el que te cuida.

  • Salmo 121:4 (NVI)

    Jamás duerme ni se adormece el que cuida de Israel.

  • Salmo 121:5 (NVI)

    El Señor es quien te cuida; el Señor es tu sombra a tu mano derecha.

  • Salmo 121:6 (NVI)

    De día el sol no te hará daño ni la luna de noche.

  • Salmo 121:7 (NVI)

    El Señor te cuidará; de todo mal guardará tu vida.

  • Salmo 121:8 (NVI)

    El Señor cuidará tu salida y tu entrada, desde ahora y para siempre.

  • Salmo 119:121 (NVI)

    Yo practico la justicia y el derecho; no me dejes en manos de mis opresores.

  • Salmo 139:24 (NVI)

    Fíjate si voy por un camino que te ofende y guíame por el camino eterno.

  • Salmo 139:23 (NVI)

    Examíname, oh Dios, y conoce mi corazón; pruébame y conoce mis ansiedades.

  • Salmo 55:22 (NVI)

    Entrégale tus afanes al Señor y él te sostendrá; no permitirá que el justo caiga y quede abatido para siempre.

  • Salmo 139:14 (NVI)

    ¡Te alabo porque soy una creación admirable! ¡Tus obras son maravillosas y esto lo sé muy bien!

  • Salmo 27:14 (NVI)

    Pon tu esperanza en el Señor; cobra ánimo y ármate de valor, ¡pon tu esperanza en el Señor!

  • Salmo 1:2 (NVI)

    sino que en la Ley del Señor se deleita y día y noche medita en ella.

  • Salmo 51:12 (NVI)

    Devuélveme la alegría de tu salvación; que un espíritu de obediencia me sostenga.

  • Salmo 1:1 (NVI)

    Dichoso es quien no sigue el consejo de los malvados, ni se detiene en la senda de los pecadores, ni se sienta en la reunión de los burladores,

  • Salmo 37:4 (NVI)

    Deléitate en el Señor y él te concederá los deseos de tu corazón. Guímel

  • Salmo 46:10 (NVI)

    «Quédense quietos, reconozcan que yo soy Dios. ¡Seré exaltado entre las naciones! ¡Seré enaltecido en la tierra!».

  • Salmo 91:2 (NVI)

    Yo digo al Señor: «Tú eres mi refugio, mi fortaleza, el Dios en quien confío».

  • Salmo 91:1 (NVI)

    El que habita al abrigo del Altísimo descansará a la sombra del Todopoderoso.

  • Salmo 37:5 (NVI)

    Encomienda al Señor tu camino; confía en él y él actuará.

  • Salmo 27:4 (NVI)

    Una sola cosa pido al Señor y es lo único que persigo: habitar en la casa del Señor todos los días de mi vida, para contemplar la hermosura del Señor y buscar orientación en su Templo.

  • Salmo 51:10 (NVI)

    Crea en mí, oh Dios, un corazón limpio y renueva un espíritu firme dentro de mí.

  • Salmo 23:3 (NVI)

    me infunde nuevas fuerzas. Me guía por sendas de justicia haciendo honor a su nombre.