Quiero Paz con Dios

Devocionales

  


¿Qué quiere Cristo de tí?


Si estás pensando en volver a Dios y bautizarte, la decisión que estás contemplando es mucho más grande que simplemente meterte en agua, entrar en una religión y recibir perdón.  Dios, en su Palabra, dice que es una decisión de darle toda tu vida, de entregarte completamente a Él y a su señorío. No digo esto para asustarte ni para que no tomes la decisión.  Más bien, mi deseo es ayudarte a pensar muy bien en la decisión para que cuando decidas bautizarte, la decisión que tomas es la decisión que Dios pide, y por tomarla puedas entrar en paz con Dios.


Quiere nuestra lealtad


Lo que Dios realmente desea de nosotros cuando venimos a Él y deseamos entrar en paz y perdón es nuestra lealtad. Cuando preguntaron a Jesús: ¿Cuál era el mandamiento más grande?  Él contestó por decir que Dios quiere todo nuestro amor. Desea que lo amemos con todo lo que somos y que nos sometamos completamente a Él.  Dios realmente exige toda la lealtad de sus hijos. 


Damos nuestra lealtad a diferentes cosas en la vida, como a nuestros vicios o hábitos, nuestras posesiones, nuestra familia o a ganar y acumular dinero. Dónde ponemos nuestra lealtad determina cómo vivimos: Exige nuestra obediencia; Nos da propósito; Produce gozo en nosotros.


Idea grande #5: Para entrar en paz con Dios, tienes que decidir darle toda tu lealtad


La decisión de seguir a Jesús es decidir que cambiarás tu lealtad de donde la tienes puesta en este momento, y que la darás a Dios.  Es tomar la decisión que Dios estará en el centro de tu vida; que aunque no serás perfecto, estarás totalmente entregado a Él en tu mente, corazón y alma. Es decidir que para el resto de tu vida, Jesús será tu Señor.  Que seguirlo será lo más importante para tí. Que el propósito de tu vida vendrá de Él. Que hallarás tu gozo en Él. Que ser hijo de Dios será tu identidad.  Que obedecer a tu nuevo Padre será tu prioridad más alta. Esta es la decisión que Jesús pide: que demos nuestra lealtad a Dios.


Ahora, si estás pensando en entrar en paz con Dios por volver a Él y bautizarte, tienes que pensarlo muy bien.  Porque la decisión que te enfrenta no es sólo si vas a participar en un rito religioso, sino si estás decidido dar toda tu lealtad a Dios. Es una decisión radical de entregarte completamente a Dios y seguir a Jesús. Te costará todo. Tendrás que hacer grandes cambios. Pero cuando decides transferir tu lealtad a Dios, ganarás la vida verdadera, llena de gozo y propósito.  


Debes tomar esta decisión


Te animo a que tomes esta decisión de dar tu vida a Jesús y entrar en paz con Dios.  Es la decisión de volver a Dios y darle tu lealtad, que tomas por arrepentirte  y bautizarte.  Cuando tomas esta decisión, recibes el perdón total de todos tus pecados — pasados y futuros —, y recibes el Espíritu de Dios para acompañarte en cada momento y guiarte en esta nueva vida.  Serás hijo o hija de Dios.