Quiero Paz con Dios

Devocionales

 


Paz y pactos


Si todos queremos tener paz con Dios, la pregunta más importante tiene que ser: ¿Quién de verdad tiene paz con Dios? Para hallar la respuesta a esta pregunta, tenemos que ver cómo Dios se ha relacionado con las personas a través de los diferentes siglos. Cuando Dios ofrece paz consigo a diferentes personas, siempre es a través de un acuerdo.


¿Cómo son los acuerdos con Dios? Los acuerdos que Dios ha ofrecido a través de los siglos a diferentes hombres y mujeres son algo parecidos a los contratos y acuerdos que nosotros hacemos cuando hacemos negocios. Un acuerdo con Dios tiene cinco partes:



  1. Dios lo ofrece. 

  2. El humano lo acepta. 

  3. El acuerdo viene con promesas, lo que Dios promete hacer para la persona que entra en el acuerdo. 

  4. El acuerdo también tiene términos, lo que Dios pide de aquel que entra en el acuerdo.

  5. La señal física que demuestra que el acuerdo es real.


Idea grande #3: Solo aquel que ha entrado en un acuerdo con Dios tiene paz con Dios


Eso es mucho más grande que solo decir una oración, asistir a una iglesia, leer la biblia o dejar un vicio.  Es entrar en un acuerdo con el Dios vivo de la biblia.  Sin estar en un acuerdo formal con Dios, nadie tiene paz con Dios.  


La historia de Dios en la biblia es una serie de acuerdos que Dios ha ofrecido a diferentes personas. Dios entró en un acuerdo con Adán, con Noé, con Abraham y con el pueblo de Israel. Esta historia demuestra que cuando una persona entra formalmente en un pacto o acuerdo con Dios, entra en paz con Dios.


El acuerdo actual: perdón en Jesús


Cuando vino Jesús y murió en la cruz, Dios estableció un nuevo pacto o acuerdo. En este pacto, ofrece paz con Dios a todo aquel que se entrega completamente a Él. Para los que entran en este pacto con Dios, la santa cena es una señal perpetua de este acuerdo.


¿Quién tiene paz con Dios?  La respuesta es: Cada persona que ha entrado en un acuerdo formal con Dios a través de Cristo tiene paz con Dios.