Job 4
NBV
4
Primer discurso de Elifaz
1Respuesta de Elifaz de Temán a Job:
2«¿Me permites una palabra? Pues, ¿cómo sería posible no hablar? 3-4En tiempos pasados aconsejaste a más de un alma acongojada que confiara en Dios y has alentado a los débiles o vacilantes, y a quienes yacían decaídos o tentados a desesperar. 5Pero ahora, bajo el golpe de la aflicción, desfalleces y te derrumbas. 6En un tiempo como este, ¿no debería tu fe en Dios ser todavía tu confianza? ¿Acaso no crees que Dios cuidará de los buenos?
7-8»¡Ponte a pensar! ¿Viste alguna vez a una persona genuinamente buena e inocente que haya sido castigada? La experiencia enseña que los que siembran pecado y problemas son quienes los cosechan. 9Mueren bajo la mano de Dios. 10Aunque ruja el león y gruña el cachorro, acabarán con los colmillos destrozados; 11el león perece por falta de presa, y los cachorros de la leona se dispersan.
12»En secreto se me dio esta enseñanza, como un susurro al oído. 13Me llegó en visión nocturna, mientras los demás dormían. 14Súbitamente me invadió el miedo; temblé y me estremecí de terror 15cuando un espíritu pasó ante mi rostro; el pelo se me erizó. 16Sentí la presencia del espíritu, pero no pude verlo ante mí. Luego, escuché una voz que susurró:
17»“¿Será acaso el simple mortal más justo que Dios? ¿Más puro que su Creador?”. 18-19Si Dios no puede confiar en sus propios siervos y aun a sus ángeles acusa de cometer errores, ¡cuánto más a los que habitan en casas de barro, cimentadas sobre el polvo y aplastadas como polillas! 20En la mañana están vivos, y por la noche han muerto sin dejar siquiera un recuerdo. 21¿No se arrancan acaso las estacas de su carpa? ¡Mueren sin haber adquirido sabiduría!

Nueva Biblia Viva

(The New Living Bible, Spanish)

Copyright © 2006, 2008 por Biblica, Inc.®

Usado con permiso. Reservados todos los derechos en todo el mundo.

Learn More About Nueva Biblia Viva