ÉXODO 5
BTI
5
Moisés y Aarón ante el faraón
1Después de esto, Moisés y Aarón se fueron a ver al faraón y le dijeron:
— Esto dice el Señor, Dios de Israel: deja salir a mi pueblo para que celebre en mi honor una fiesta en el desierto.
2Pero el faraón respondió:
— ¿Quién es el Señor para que yo lo obedezca y deje salir a los israelitas? Ni conozco al Señor, ni dejaré salir a los israelitas.
3Replicaron Moisés y Aarón:
— El Dios de los hebreos se nos ha manifestado; permítenos, pues, hacer tres días de camino por el desierto para ofrecer sacrificios al Señor, nuestro Dios; de no hacerlo, nos herirá con epidemias y guerras.
4Pero el rey de Egipto les dijo:
— Moisés y Aarón, ¿por qué distraéis al pueblo de su trabajo? ¡Volved a vuestros quehaceres!
5Y añadió:
— Ahora que el pueblo es numeroso, ¿pretendéis que interrumpan sus trabajos?
6Aquel mismo día el faraón dio a los capataces del pueblo y a los inspectores de las obras las siguientes instrucciones:
7— A partir de ahora no volveréis a proveer de paja a los israelitas, como antes hacíais, para que fabriquen los adobes; ¡que vayan ellos mismos a buscarla! 8Pero exigidles la misma cantidad de adobes que antes. ¡No les perdonéis ni un solo adobe! Son unos holgazanes y por eso gritan: “¡Vayamos a ofrecer sacrificios a nuestro Dios!”. 9Haced más duro su trabajo, para que estén siempre ocupados y no atiendan a patrañas.
10Los capataces y los inspectores de las obras salieron y dijeron al pueblo:
— El faraón ha ordenado que en adelante no se os proporcione paja. 11Iréis vosotros mismos a buscarla donde podáis sin que por eso se os disminuya en nada la tarea.
12El pueblo se dispersó por todo el territorio de Egipto en busca de rastrojos para abastecerse de paja. 13Los capataces los apremiaban diciendo:
— ¡Completad vuestro trabajo de cada día como cuando se os proporcionaba paja!
14Los capataces egipcios maltrataban a los israelitas encargados de dirigir los trabajos y los recriminaban diciendo:
— ¿Cómo es que ni ayer ni hoy habéis cubierto el cupo de adobes que se os había asignado?
15Entonces fueron los encargados israelitas a quejarse al faraón, y le dijeron:
— ¿Por qué tratas así a tus siervos? 16Se nos exige que hagamos adobes, pero no se nos proporciona paja. Somos nosotros los que recibimos los golpes, cuando el culpable es tu propio pueblo.
17El faraón les contestó:
— ¡Holgazanes!, ¡no sois más que una partida de holgazanes! Por eso andáis diciendo: “Vamos a ofrecer sacrificios al Señor”. 18¡A trabajar! No se os proporcionará paja, pero debéis hacer igual cantidad de adobes que antes.
19Los encargados israelitas se vieron en un aprieto cuando les dijeron que no se les rebajaría la producción diaria de adobes. 20Cuando salían del palacio se encontraron con Moisés y Aarón, que los estaban esperando, 21y les dijeron:
— ¡Que el Señor juzgue y sentencie! Por vuestra culpa el faraón y su corte nos odian. Habéis puesto en su mano la espada para que nos maten.
22Entonces Moisés se quejó al Señor diciendo:
— ¿Por qué afliges a este pueblo? ¿Para qué me has enviado? 23Desde que fui a hablar en tu nombre al faraón, él está maltratando a tu pueblo y tú no has hecho nada para librarlo.

La Biblia, Traducción Interconfesional (BTI) versión española Copyright © Sociedad Bíblica de España, 2008 Utilizada con permiso

Learn More About La Biblia, Traducción Interconfesional (versión española)