Conversa Séria- Verdadeira Liberdade

Devocional

La realidad es que la fe en Dios no nos garantiza una existencia libre de dolor. Los creyentes no están exentos de los sufrimientos o dificultades. Todos hemos pasado por niveles de pérdida y hemos sido desorientados en medio de ellos.


Para algunos, hemos sido heridos, abusados, descuidados y aun traicionados por las acciones de otros. La injusticia y el prejuicio también nos han causado un profundo dolor. En otros casos, hemos experimentado el dolor auto-infligido y lamentamos las malas decisiones que tomamos en el pasado. En este año en particular, todas estas experiencias han sido amplificadas. Hemos experimentado un aumento de la ansiedad y una intensa tensión.


Sin embargo, en el centro de nuestra fe está la imagen de la cruz. La cruz de Jesús siempre ha sido una imagen de verdadero dolor y sufrimiento. Jesús se identifica con todo tu dolor y sufrimiento - él ha pasado por dolor física y emocionalmente. La cruz, a pesar de sus momentos oscuros, es paradójicamente una señal de victoria y libertad. Es una imagen de sanidad y esperanza. Estas son las buenas nuevas que declaramos y celebramos como creyentes. Jesús traspasó la oscuridad y la derrotó a cambio de nuestra libertad. Sus cicatrices hablan de nuestras posibilidades, nuestra redención y recuperación; nos recuerdan de nuestro dolor y su resurrección es su promesa de una vida libre de condenación.


 Pregunta


Podemos olvidar fácilmente que Jesús fue un hombre de sufrimiento y conocedor del dolor; podemos encontrar en él la máxima seguridad, coraje y victoria. ¡Ánimo!


¿Te has descalificado a ti mismo (o a otros) de la libertad, debido a la persistencia del dolor y el sufrimiento? Elija una escritura de la lectura de hoy para declarar sobre su vida o la de alguien relacionado con usted.