El Outfit Correcto

Día 1 de 5 • Ver la lectura de hoy

Devocional

  

TU ESTILO

 

Todo lo que hacemos comunica algo, cómo hablamos y por supuesto cómo nos vestimos. Hay miles de maneras para encontrar tu propio estilo o seguir una tendencia. Hay ocasiones, eventos, momentos, situaciones… y hay algo en el armario para cada ocasión. No usaríamos traje en nuestra casa un domingo en un día casual, pero tampoco usaríamos nuestro atuendo casual de domingo para ir a una boda. 

 

En cuanto a mi, me gusta siempre vestir informal con jeans rotos, chaquetas de cuero, camisetas de talla grande, zapatillas y medias de colores. Y creo que va muy de la mano a mi personalidad que desea comunicar creatividad. Y así, muchos de nosotros definimos nuestro patrón de colores o formas de vestirnos. Unos son sencillos y otros son más arreglados, a unos les gustan las marcas y a otros cualquier cosa mientras sea presentable. Zapatos o zapatillas. Tacones o sandalias chatas. En fin, hay un mundo entero si hablamos de crear outfits.

 

Pero siempre existe esa ropa que no nos queda. Es como cuando compraste alguna prenda a las apuradas y resulta ser más pequeña o más grande, o tan solo viéndola con más detenimiento, no te gustó porque no era de tu estilo o te salió de mala calidad y ups... ¡ya no hay cambio!

 

Sabes a veces los problemas por los que atravesamos nos "etiquetan" de cierta manera. Las circunstancias nos quieren poner palabras que definan nuestro futuro, incluso las personas pueden decir cosas sobre nosotros que nos hieren y transforman nuestra forma de pensar. Muchos de nosotros hasta hoy hemos creído estar enfermos, que no conseguiríamos trabajo, que seguiríamos en la misma situación financiera por siempre, que ese familiar jamás llegaría a los pies de Cristo. Quizás piensas que eres muy despistado o un bueno para nada, que nadie te va a querer jamás, que para ti no habrá posibilidad, que no eres guapa o guapo, que no se fijarían en ti. Pero, ¿sabes? hoy vamos a devolver esas prendas. Porque sí hay devolución y aunque ya te acostumbraste a ellas, vamos a tirarlas y vamos a vestirnos con el nuevo ropaje, la identidad que tenemos en Cristo Jesús, vamos a dejar que Jesús sea nuestro asesor de imagen hoy. Él nos quiere entregar las prendas correctas que nos harán ver mejor que nunca, que cambiarán nuestro entorno para siempre. Ya no tienes que cargar con estas mentiras, ya no te las pongas hoy. Vamos a apropiarnos de lo que sí somos en realidad.  

 

Dios te ha traído las prendas nuevas, son un regalo. Uno que Jesús ya nos compró. Hay un nuevo ropaje, hay una nueva naturaleza esperándote. Una nueva manera de pensar, de vivir. Hoy hay alguien que quiere renovar nuestro armario, nuestra alma y lo más profundo de nuestro espíritu. Jesús te ha traído el outfit correcto. Ha llegado el cielo a la tierra. Y vamos a encontrarnos. Jesús en nuestra vida y nosotros entendiendo quienes somos. Será como llevar puesta tu camiseta favorita siempre.