[Serie Una sola carne] Ver las cosas como Dios las ve

Día 3 de 7 • Ver la lectura de hoy

Devocional

Diseño de Dios, es la visión para el matrimonio


Veinticinco años después de que Abraham recibió la visión, le fue entregado el hijo de la promesa (Isaac). La biblia en Génesis 21:1-5 dice: «Visitó Jehová a Sara, como había dicho, e hizo Jehová con Sara como había hablado. Y Sara concibió y dio a Abraham un hijo en su vejez, en el tiempo que Dios le había dicho. Y llamó Abraham el nombre de su hijo que le nació, que le dio a luz Sara, Isaac. Y circuncidó Abraham a su hijo Isaac de ocho días, como Dios le había mandado. Y era Abraham de cien años cuando nació Isaac su hijo». La visión de Dios siempre será cumplida en nuestras vidas, pero es necesario ver las cosas como él las ve. 


Así como hizo Abraham, que vio la visión de Dios para su vida. Nosotros siendo hijos de Dios cada uno decida ver el diseño de Dios sobre su matrimonio, cónyuge e hijos, y como tenemos la mente de Cristo, según lo que dice la Palabra de Dios en 1 Corintios 2:16: «podemos poner nuestra fe en lo que no se ve en lugar de poner nuestros ojos en lo que vemos». Debemos ver las cosas como Dios las ve, para que empiece a suceder un cambio en nuestros matrimonios y familias. Alineados siempre a los pensamientos de Dios. 


Una sola carne, es el diseño y visión de Dios sobre tu matrimonio, comienza a confesar lo que el Señor te ha mostrado como una realidad en el reino, no significa ignorar las circunstancias sino vencerlas, superarlas y gobernar los ambientes con sabiduría, paciencia y paz. 


La Biblia en Romanos 4:17 dice: «delante de Dios, a quien creyó, el cual da vida a los muertos, y llama las cosas que no son, como si fuesen». Cuando Sara era estéril Dios no decía: «Sara no es estéril», sino, «Sara tendrá un hijo». Cuando comenzamos a ver personas y situaciones tal como Dios las ve, mantendremos nuestros ojos fijos en esa realidad y no en las circunstancias naturales, temporales. Al principio esto se nos hace difícil porque el mundo nos ha entrenado de manera contraria a creer solo lo que nuestros cinco sentidos pueden identificar. Pero la fe del Hijo va más allá, trae de la esfera sobrenatural las cosas y las hace realidad.


Reflexionemos


¿Identificas que «una sola carne», es la visión de Dios para tu matrimonio?