Persiguiendo zanahorias

Devocionales

Tras Dios



¿Ha dónde vas?



Sn importar hacia donde te dirijas en un momento dado, es útil tener un destino en mente. 



El problema con el mundo es que somos bombardeados con cosas quedebemoshacer. Debemos ir tras la fama, la aprobación y todo lo demás. Con tantos destinos que se abren para nosotros, no es sorpresa ver cuántos de nosotros quedamos aturdidos, buscando dirección en la vida. 



Si solo podemos dirigirnos hacia un destino a la vez ¿cuál debería ser ese destino?



Hebreos 12:1-3 lo deja claro. Debemos fijar nuestros ojos en Jesús. Cuando corremos hacia Él, lo alcanzamos no solo a Él, sino todo lo demás que necesitamos. Él pagó el castigo por nuestros pecados. El nos aseguró vida eterna. Él nos provee todos los días. Y nos está transformando para convertirnos en las personas para las que fuimos creados.



Pero, ¿cómo ir hacia Cristo? Debes hacer lo que Él hizo. 



Oración. Cuando Jesús necesitaba recargarse después de varios días de hablar a las multitudes, buscaba al Padre. Cuando estaba en angustia en el Huerto de Getsemaní, Él clamó al Padre. La oración nos mantiene conectados con Cristo.



Gente. Fuimos creados para vivir en relación con otras personas. Jesús mientras estuvo en la tierra se rodeó de gente, desafiándolos y animándolos en su fe. Seguramente persigues lo que la gente la mayor parte del tiempo persigue. Así que, pasa tiempo con la gente que está buscando a Dios.



Servir. Jesús vino a la tierra a servir—se decía a sí mismo. Lo hacía de maneras grandes y pequeñas, y Él completó Su ministerio con el sacrificio más grande—sacrificar su propia vida por nosotros. Cuando servimos a aquellos que tenemos a nuestro alrededor, estamos buscando a Dios al hacer lo que Jesús hacía.



Ayuno.Ya sea que estuviera haciendo un ayuno de alimento en el desierto, o de tiempo con las personas al apartarse a buscar silencio y soledad, Jesús, el Hijo de Dios, sabía que incluso Él necesitaba remover temporalmente cosas de su vida para buscar a Dios. ¿Qué puedes eliminar algunas veces para buscar a Dios?



La Palabra. Jesús tenía una ventaja en esto—como Juan 1 lo indica, Cristo literalmente es la Palabra de Dios en forma humana. Una de las mejor forma de conocer a Cristo es pasar tiempo leyendo, meditando y buscando la dirección de Dios en la Biblia.



Actúa: ¿Cuál de las acciones mencionadas vas a implementar en tu vida? ¿Cómo vas a comenzar? ¿A quién se lo vas a decir?



Más acerca de ir tras a Dios.



day_7