La evidente manifestación de Cristo, Parte 2

Devocionales

La creación da a conocer a Dios


Él estableció un nuevo pacto, para una nueva creación, que no será descalificada jamás. La nueva creación va a vivir por siempre y para siempre junto con Cristo en la eternidad. Si la nueva creación no hace aquello para lo que fue llamada, ¿cómo cree que estará en la Tierra? No hay maldición ni condenación, pero si esta nueva creación no hace aquello para lo que fue llamada, ¿cómo estará en la Tierra? Estancada, fracasada, frustrada, triste y sin recibir herencia, porque todo aquello que Dios creó, fue con un propósito.


¿Cuál cree que es el propósito para la nueva creación? Respecto a la creación del planeta dice: los cielos cuentan la gloria de Dios. Romanos dice: aquellos que viendo la creación dicen que se hizo de la nada y Dios no existe, están mal. La Tierra y el universo tienen la finalidad de dar a conocer a Dios. Los cielos cuentan la gloria de Dios.


La primera creación, ¿hasta qué nivel podía manifestar o dar a conocer a Cristo? En un nivel externo muy básico. El que ve los mares, las flores, animales y ve lo complejo de la creación, por lo menos reconoce que eso no se pudo haber hecho solo, por eso, todo lo creado es para que las personas puedan creer.


Hay una segunda creación, ¿para qué cree fue creada? La nueva creación, fue creada para que Dios fuera conocido. La nueva creación no fue creada como la Tierra, porque ahora la Tierra de Dios somos nosotros. La nueva creación tiene la finalidad de ejecutar el propósito eterno en la Tierra. La nueva creación fue creada para manifestar a Cristo, ¿en qué ámbito? En todos los ámbitos, en todo lugar y momento. Cuando la nueva creación no manifiesta a Cristo, habrá frustración, esto es bueno, ¿por qué? Para que volvamos a la razón de nuestra existencia. La razón de nuestra existencia es una, no es hacernos religiosos o hermanos, es que recibamos, se forme y manifieste Cristo. Cuando andamos en la carne o dejamos de manifestar a Cristo, se producirá una insatisfacción. La nueva creación es algo glorioso, imagínese recibir la misma naturaleza del creador de los cielos y la Tierra, somos la habitación, la casa y quienes expresan a Cristo, ¿esto será poco? 


Los religiosos pueden saber mucho, pero nunca sobre manifestar a Cristo. La religiosidad produce frustración, porque mientras Él no se exprese, la nueva creación no está cumpliendo su función. El conocimiento es vano, si Cristo no fluye. Aun para los conocedores de la verdad presente, si Cristo no fluye también es en vano tanto conocimiento.