Gozo En todo Tiempo

Devocional
La vida vuela, ¿no es así? El tiempo nos ruje sin pedir disculpas a nadie.



El tiempo es una avalancha que parece levantar velocidad a medida que los años pasan con memorias borrosas, dolores de corazón, felicidad y desafíos.



¿Cómo podemos atrapar y sostener esta preciosa comodidad llamada "tiempo"? ¿Por qué la vida se nos escurre entre los dedos como agua en un colador?



Una de las realizaciones que considera una vida como gloriosa es que la vida nunca fue planeada para durar para siempre.



La gloria de la vida se encuentra en su paso seguro y cierto. La vida está siempre en movimiento a una velocidad rápida y con propósito ¿no es así?



Nada nunca permanece igual, y eso es lo que hace a cada momento un gran regalo y cambia cada día ordinario en un tesoro de valor eternal.



Una de las más queridas lecciones de escribir el gozo absoluto y las maravillas de la vida es la habilidad de mantener un corazón agradecido en todas las épocas.



Un estilo de vida agradecido tiene el milagroso poder de cambiar juicios en triunfos y el dolor profundo en propósito.



Aprender a apreciar lo que tenemos hoy antes de tiempo y lamentar causa que aprecies lo que tenías ayer.



Conoces todas esas cosas que siempre has planeado hacer...todas esas cosas grandiosas que has soñado logar con tu vida. Debes ir y hacerlas...hoy si es posible.



El mañana no nos ha sido prometido... y el hoy es el más grande regalo que te has recibido.



No fuimos hechos realmente para el "tiempo", ¿no es así? Somos criaturas de eternidad, por lo tanto esta vida no es todo lo que nos define, completa o renueva.



Hoy nos evaporaremos como el rocío de la mañana en el césped. Pero el valor del vapor que define la vida que hemos recibido se encuentra en las cosas invaluables e interminables que hacen a la eternidad.



"Todo lo hizo hermoso en su tiempo; y ha puesto eternidad en el corazón de ellos, sin que alcance el hombre a entender la obra que ha hecho Dios desde el principio hasta el fin." (Eclesiastés 3:11)



Pensamiento Feliz Para Reflexionar: Si pudieras aconsejarte a ti mismo a los 18, ¿qué te aconsejarías?