Gozo En todo Tiempo

Devocional
Por muchos años, yo fui una cristiana desesperada. Amaba al Señor y sabía que iba a ir al cielo cuando moría. A pesar de eso, fui incapaz de descubrir el gozo de Su presencia en la tierra. Me sentía lejos de la esperanza y la paz. El agujero negro de la depresión fue mi constante compañero y mi horrible amigo.



Esta depresión nació en la batalla de l infertilidad. Envié 5 bebes al cielo los cuales vivieron entre 12 y 20 semanas en mi vientre. Cada concepción fue un milagro... y cada interrupción era una devastación destructora y que rompía mí corazón.



Mis hormonas estaban fuera de control... mis esperanzas desvanecidas... y mis brazos estaban vacíos. Y lo peor de todo, mí corazón estaba roto.



A pesar de ya haber dado a luz a 2 niños deslumbrantes, preciosos y saludables, sabía que había sido creada para ser madre de más. La maternidad era mí destino y mí llamado. ¿Por qué era todo tan difícil?



Durante estos días sin esperanza, también desarrollé una adicción. Mí adicción no se encontraba en drogas de mostrador, ni en una botella llena de sustancias alcohólicas, ni tenía que ver con hábitos alimenticios.



Mí adicción... mí elección de droga... era un verdadero milagro. Mientras que estaba deprimida y tambaleando en el dolor de las esperanzas rotas, oraciones sin respuestas y un cuerpo que me estaba traicionando, me volví adicta a la Palabra de Dios.



Durante los días de oscuridad, la Biblia fue mí fuente de gozo y luz.



Durante las noches de desesperanza, la Palabra de Dios habló promesas y propósitos.



Durante los meses de desánimo, la Biblia fue la voz de ánimo y bendición.



Mis brazos aún estaban vacíos, pero mí corazón lleno. Mis oraciones estaban aún sin respuesta, pero yo estaba enamorada de Él... más y más y más otra vez.



Atravesé cada día oscuro de depresión sabiendo para conocer a Jesús de la forma en que lo conozco ahora.



Caminé por el valle de la infertilidad y el desánimo solo para ser la mujer desafiante y alegre que soy hoy.



Pensamiento Feliz Para Reflexionar: Si el gozo se encuentra en Su presencia, luego ¿por qué tantos creyentes luchan por quedarse en un lugar de gozo?