Gozo En todo Tiempo

Devocional
Cuando otros sólo vean gigantes y derrota...Josué y Caleb eligieron mantener sus ojos firmemente enfocados en la fuerza y el poder de su Dios.



Cuando otros ignoraron la voz de Dios...Josué y Caleb oyeron Su voz.



Cuando otros bajaron su cabeza y huyeron atemorizados...Josué y Caleb siguieron al Señor con todo su corazón.



Caleb era ya viejo y tenía otra elección que hacer.



¿Se detendría o él y Josué guiarían al pueblo de Dios a más grandes victorias?



"Yo tenía cuarenta años cuando Moisés, el siervo del Señor, me envió a espiar la tierra y le traje de vuelta las palabras como estaban en mí corazón.



Mis hermanos que fueron conmigo hicieron que el corazón del pueblo se derrita de miedo; pero yo seguí al Señor, mi Dios por completo.



Moisés juró ese día, ´Seguramente la tierra en que sus pies pisaron será heredada por ustedes y sus hijos por siempre, porque han seguido al Señor, mi Dios completamente.´



"El Señor me dejó vivir estos cuarenta y cinco años desde que Él habló estas palabras a Moisés, cuando Israel caminaba en el pecado; y ahora, tengo ochenta y cinco.



Aún soy fuerte como lo era en los días en que Moisés me envió; la misma fuerza para la guerra y para salir y entrar.



Ahora, ¡ dame esta colina sobre la cual el Señor habló hoy!" (Josué 14:7a)



En el cumpleaños ochenta y cinco de Caleb ¡ él le pidió a Dios otra montaña!



Caleb declaró que su fuerza no había disminuido y que tenía el valor para más batallas y más montañas.



Un hombre...o una mujer...cuando está lleno del poder de Dios...¡puede ganar más batallas de las que puede contar!



¿Cuál es la montaña que se te ha designado?



Se que las oraciones serán respondidas y la voz de Dios será oída...todo porque tu y yo respondimos el llamado de Josué y Caleb en nuestro momento en la historia.



Pensamiento Feliz para Reflexionar: Hebreos 11 es el "Salón de la Fama" para las personas de fe. Si el Espíritu Santo escribe sobre tu vida, ?qué diría?



Aplicación Práctica:



Hoy ¿me escribirías un mail a carol@carolmcleodministries.com? ¡Por favor, cuéntame cómo esta enseñanza te ha ayudado y cómo puedo orar por ti! ¡Espero recibir noticias tuyas!