Gozo En todo Tiempo

Devocional
David el adorador...el hombre conforme al corazón de Dios...compartió mí incompetencia para manejar lo que se me presenta en la vida.



"Oh Dios, escucha mi clamor; y atiende a mi oración.

Desde los confines de la tierra te invoco, pues mi corazón desfallece;

Llévame a una roca donde esté yo a salvo

Porque Tú eres mi refugio, mi baluarte contra el enemigo.

Anhelo habitar en tu casa para siempre

Y refugiarme debajo de tus alas."

(Salmo 61:1-4)



A pesar de no saber específicamente que te abruma, puedo asegurarte que la respuestas para ambos es la misma.



"Oh Dios, escucha mi clamor; y atiende a mi oración."



Cuando estás abrumado, haz como David: La primer cosa que necesitas hacer es clamar a Dios. Sólo con ir al Dios de infinita gracia, quien está amorosamente atento en todas Sus formas, me recuerda que yo no estoy a cargo.



"Desde los confines de la tierra te invoco, pues mi corazón desfallece."



No hay pecado en clamar a Dios cuando está completamente abrumado.



El pecado sería recurrir a otras opciones menos satisfactorias. Aquellas cosas son distracciones decepcionantes y poseen todo el poder de sanación de un pequeño apósito autoadhesivo en una operación a corazón abierto.



"Llévame a una roca donde esté yo a salvo..."



Todos necesitamos que Dios nos guíe. El beneficio de pararse en la Roca que está "más alta que yo" es que me posiciona por encima de las circunstancias y por lo tanto soy capaz de ver desde una perspectiva de los cielos.



"Porque Tú eres mi refugio, mi baluarte contra el enemigo..."



Cuando te estás sintiendo abrumado, comienza a declarar quién es Dios. ¡Corre tu vista de tu circunstancia y pone tu mente, boca y vista en quien es el Único capaz de ayudarte!



"Anhelo habitar en tu casa para siempre; Y refugiarme debajo de tus alas."



No hay lugar más seguro que estar permanentemente en Él y con Él. ¡La vida que Él nos da es la vida para la que fuimos hechos!



Pensamiento Feliz Para Reflexionar: ¿Qué beneficios trae a tu vida focalizarte en Dios antes que en el problema?