Agridulce

Devocionales

El amor es la fuerza más poderosa del mundo, y de todas las palabras que podrían usarse para describir cómo es Dios, el apóstol Juan eligió la palabra “amor”. Nuestra experiencia con la naturaleza misericordiosa de Dios nos da un ejemplo de amor perfecto. Y el poder del amor se engloba en lo que dice este proverbio: el amor puede eclipsar incluso los errores más grandes.  Cuando sientes amor por alguien, buscas la solución antes que el conflicto. Mientras que el odio busca una oportunidad para desechar lo que se haya roto; el amor desea restablecer las relaciones para que sean más fuertes de lo que eran antes de la ruptura.


Pídele a Dios que te llene del amor que representa el carácter de Dios para que puedas superar los sentimientos de odio que puedan intentar entrar en tu vida.