El Camino Del Servicio

Dia 6 de 6 • Ver la lectura de hoy

Devocionales

¡Sí, hay recompensa!


Servir como voluntaria para YouVersion me ha mostrado una manera más profunda de servir. Nunca había servido de manera digital. Es muy fácil hacer las cosas cuando alguien nos está bien, pero cuando no es así, entonces encontramos el verdadero sentido de servir: no es para ser vistos por las personas. Todo lo que hacemos es para Dios y para que muchos puedan recibir el mensaje de esperanza. Aunque todo lo que hacemos no lo hacemos con el propósito de recibir recompensa, la verdad es que sí, hay una. Pero la recompensa que esperamos no viene del hombre, sino de Dios. Él nos recompensará, nos dará lo que necesitamos en el momento que lo necesitamos, porque trabajamos para Su reino. 


Me encanta lo que dice Pablo en Filipenses 3:12-14 NVI: ‘‘No es que ya lo haya conseguido todo, o que ya sea perfecto. Sin embargo, sigo adelante esperando alcanzar aquello para lo cual Cristo Jesús me alcanzó a mí. Hermanos, no pienso que yo mismo lo haya logrado ya. Más bien, una cosa hago: olvidando lo que queda atrás y esforzándome por alcanzar lo que está delante, sigo avanzando hacia la meta para ganar el premio que Dios ofrece mediante su llamamiento celestial en Cristo Jesús”.


Nuestra meta es Jesús. Nuestro premio también está en Él. Ningún reconocimiento o recompensa saciará nuestro corazón como lo hace Él. Las fuerzas, el amor, el descanso y la motivación que necesitamos en nuestra vida de servicio solo la encontramos en Jesús. Hoy quiero recordarte que no estás solo. Él ha visto tus horas de trabajo, tu esfuerzo y todo lo que has sembrado para que otros puedan recibir el mensaje de salvación, y Él mismo se encargará de recompensarte.