El Camino Del Servicio

Dia 2 de 6 • Ver la lectura de hoy

Devocionales

¿Es tu vida de servicio intencional o emocional? 


Las emociones son uno de los regalos más hermosos que Dios nos ha dado. Ellas nos permiten disfrutar de la vida de una manera más intensa, lo cual es increíble. Pero cuando dejamos que las emociones dirijan nuestra vida, estamos en problemas. La razón es porque no siempre tenemos el mismo estado de ánimo. Algunos días estamos muy felices y sentimos toda la motivación del mundo para enfrentar la vida, pero otros días no.


Pasa lo mismo si dejamos que nuestro servicio sea guiado por nuestras emociones, un día vamos a querer servir, pero al otro vamos a sentir que estamos perdiendo el tiempo, que nadie valora lo que hacemos, etc. ¿Entonces que hacer? SER INTENCIONALES. La Biblia no menciona la palabra intencionalidad, pero sí nos da muchas promesas que nos motivan a servir y vivir de una manera intencional y no desde las circunstancias o emociones. Uno de mis versículos favoritos es Romanos 12:11-13 me gusta como lo dice la versión (The Message): “No se agote; manténganse alimentados y en llamas. Sean sirvientes alertas del Maestro, expectantes alegremente. No se rindan en tiempos difíciles; oren aún más. Ayuden a los cristianos necesitados; sean inventivos en la hospitalidad”.


Una vida de servicio intencional va más allá de lo que sentimos, se centra en nuestra fe y en las convicciones de nuestra alma. Y para que nuestra fe sea firme y nuestras convicciones estén fundamentadas en las verdades de Dios es necesario vivir una vida de intimidad con Él. Tu relación con Dios se refleja en tu servicio hacia otros. Servir como voluntaria para YouVersion me ha ayudado a desarrollar un servicio más intencional, algunos días quizás solo quiero descansar después de una semana de trabajo, pero si dejo que las emociones me dominen, eso me destruirá. Entonces lo hago a pesar de cómo me siento, y muchas veces mientras traduzco o reviso un Plan, Dios ha hablado a mi corazón y me ha dado descanso. El tipo de Descanso que solo Él nos da. 


Si te has descubierto sirviendo a Dios de una manera inconstante, hoy es un buen momento para rendir tus emociones a Dios y dejar que sea Él quien dirija tu vida. Ser intencional en nuestro servicio requiere de esfuerzo, rendición y fe. Si estás esperando que las oportunidades para servir lleguen a ti y sean fáciles, eso nunca pasará. ¡Debes levantarte y buscarlas!