Haz espacio para lo que importa: 5 hábitos espirituales para la Cuaresma

Devocionales

Hábitos Espirituales: Una palabra de contención



Antes de iniciar Su ministerio público, Jesús se fue voluntariamente al desierto por 40 días para estar solo. Este tiempo lo preparó para resistir las tentaciones que el demonio le lanzó y atender el llamado que Dios tenía para Él. Crear hábitos espirituales saludables puede ayudarnos a hacer lo mismo.



Mientras continúas acercándote a Dios todos los días durante la Cuaresma, lo que practiques durante este periodo comenzará a convertirse en una parte natural de tus rituales diarios y semanales.



Y mientras estos se convierten en rituales naturales, comenzarás a notar que tu vida se ve diferente porque los practicas. Estas creando espacio para que Dios transforme tu corazón para que de esa manera Su gloria pueda ser mostrada a través de ti a un mundo cansado que necesita esperanza de un Salvador.



Pero cuando practicas estas cosas, ten en cuenta que los hábitos espirituales en sí no son el objetivo final. El objetivo es tener una intimidad más profunda con Dios. La Palabra de Dios pone claro que la obediencia es mejor que el sacrificio. Esto significano que cuando sacrificamos
algo
, debe ser desde un lugar de humilde entrega, no por obligación a medias. En el mismo sentido, los hábitos espirituales añaden valor cuando reflejan la obediencia que se basa en el amor de Dios.



Así que, mientras te preparas para el Domingo de Resurrección, recuérdate a ti mismo que Dios no espera que crezcas espiritualmente tú solo. Date permiso para ir imperfecto ante Él, porque el poder de Dios se perfecciona en tu debilidad.