Haz espacio para lo que importa: 5 hábitos espirituales para la Cuaresma

Devocionales

Hábitos espirituales: Meditación



Tabajo. Escuela. Relaciones. Situaciones de Salud. Cuentas. Pandemias globales. Con tantas cosas pasando en nuestras vidas, es fácil distraernos de las cosas de las que realmente importa.



Así que detente por un momento y respira profundo. Mientras exhalas, visualizate dejando a un lado cualquier preocupación o distracción que esté compitiendo por tu atención. Luego, enfócate en estas palabras:



"El Espíritu de Dios me ha creado; me infunde vida el hálito del Todopoderoso"Job 33:4 NVI.



Piensa en ese versiculo por un momento. Vuelve a leerlo lentamente poniendo atención a cada palabra.



Mientras meditas en él, considera: tu respiración es sostenida por Aquel que te dio vida. Aunque la vida pueda parecer abrumadora en algunos momentos, nunca estás lejos del Dios que te creó y te llamó por tu nombre.



Detente de nuevo.



Lo que acabas de hacer es un ejemplo simple de meditación bíblica. La meditación se menciona varias veces en la Biblia como un método para que los seguidores de Dios se reenfoquen y reflexionen en Sus palabras.



La meditación no es algo que se puede hacer con nuestras propias fuerzas. Esto implica acercarnos a Dios y pedirle que nos haga conocer Sus pensamientos y caminos.



La meditación bíblica nos ayuda a ver nuestras circunstancias desde una perspectiva santa porque estamos permitiendo que lo que es santo influya en nosotros. Cuando escogemos sacar tiempo para meditar en la Escritura, estamos escogiendo cambiar nuestro enfoque hacia Dios y Su Palabra y dejándonos de lado. Estamos permitiendo a Dios transformar nuestros pensamientos y remodelar nuestra visión.



Así que, mientras te preparas para las semanas venideras, intenta fijar intencionalmente tu mente en Dios y Su Palabtra cada día.



Toma Acción: Lleva la Palabra de Dios hacia ti durante la Cuaresma memorizando cada Versículo del Día. Mientras haces esto, pon atención a cualquier paralabra o frase destacada, y pide a Dios que clariffique lo que Él quiere que aprendas de ese versículo.