Dios En Pañales

Devocional



Zacarías vs. Maria

En Lucas capítulo 1 vemos la historia de 2 embarazos “milagrosos”: El ángel Gabriel es enviado para anunciarle a un anciano sacerdote llamado Zacarías que su esposa Elizabeth (que era anciana y estéril) quedaría embarazada de quien llegaría a ser Juan el Bautista. Seis meses después el mismo ángel es enviado a una virgen de Nazaret llamada Maria, quien estaba comprometida para casarse, para decirle que aún siendo virgen quedaría embarazada milagrosamente por medio del Espíritu Santo y el niño que nacería (Jesús) sería el Hijo de Dios, el Mesías prometido a Israel por tantos siglos.

Cuando el ángel Gabriel le anuncia las buenas nuevas a Zacarías éste responde con la pregunta “¿En qué conoceré esto?” y el ángel le dice que por su incredulidad quedará mudo hasta que nazca el niño. Seis meses después el mismo ángel hace un anuncio similar a Maria en Nazaret, a lo que ella responde “¿Cómo será esto?” y el ángel gustosamente le explica que aunque ella es virgen el Espíritu Santo vendrá sobre ella y quedará embarazada sin contacto de un hombre. Ambas historias tienen en común un embarazo milagroso, es el mismo ángel el que hace el anuncio y ambos personajes tienen respuestas similares: “¿En qué conoceré esto?” (Zacarías) vs. “¿Cómo será esto?”(Maria). Pero la respuesta del ángel es totalmente diferente: a Zacarías lo deja mudo y a Maria le explica cómo ocurrirá todo: ¿por qué? ¿cuál es la diferencia?

¿Puede ser que alguien ame y sirva a Dios fielmente durante toda su vida, orando y pidiendo a Dios un milagro y sin embargo NO lo reciba? Ese parece ser el caso de Zacarías y su esposa.

Zacarías ORABA por un milagro y vivía una vida Justa pero NO CREÍA, porque aun cuando el mismo ángel se le aparece a darle la respuesta a sus propias oraciones de toda una vida, aun así Zacarías duda y por tanto queda mudo hasta que vea con sus propios ojos el milagro hecho realidad. Me pregunto: ¿Se puede ORAR por algo durante toda la vida y aun así no tener FE? Lamentablemente sí!

Lo que a Zacarías le tomó toda una vida, a María solo le tomó un momento: ¿Cuál fue la diferencia? “Bienaventurada la que CREYÓ, porque se cumplirá lo que le fue dicho” (Lucas 1:45) María tuvo lo que le faltó a Zacarías: FE! (Lucas 1:20) Dejame decirte algo: la FE abre puertas que la ORACIÓN y la SANTIDAD juntas NO pueden abrir! No estoy diciendo que la Oración y la Santidad son malas (de hecho son muy buenas!), pero sí estoy diciendo que ninguna de ellas te servirá de mucho si no las acompañas con FE! Estimado Zacarías: No dejes que la larga espera te robe la expectativa de tu milagro! No pierdas tu FE! La FE agrada a Dios y hace que Él se mueva en tu favor! (Hebreos 11:6)

Zacarías representa la ORACIÓN SIN FE, mientras que Maria representa la FE SIN ORACIÓN. Lo ideal sería tener ambas: FE y ORACIÓN, pero cuando de milagros se trata, la FE es siempre la CLAVE que inclina la balanza a tu favor.

¿Existe algo que podamos hacer para favorecer el hecho de que Dios haga un milagro en nuestra vida? La FE es la que mueve montes!