Confía en Dios

Dia 1 de 4 • Ver la lectura de hoy

Devocionales

Fíate de Dios de todo tu corazón


Fíate de Jehová de todo tu corazón, Y no te apoyes en tu en tu propia prudencia. Reconócelo en todos tus caminos, y Él enderezará tus veredas. No seas sabio en tu propia opinión; Teme a Jehová, y apártate del mal; Proverbios 3:5-7 RVR1960.


No hay nadie más confiable que Dios. Él es Todopoderoso, Omnisciente, Omnipresente, Inmutable (no cambia); es veraz y fiel, y ama a sus hijos con amor infinito. Un Dios con esas características es absolutamente confiable. Por el contrario, el entendimiento humano es limitado y falible.


Por otra parte, Dios nunca falla, ni se equivoca, ni decepciona. El proverbista consciente de que Dios es totalmente confiable, lanza el desafío de fiarse de Dios de todo corazón. Fiarse en Dios significa apoyarse y confiar enteramente en Él, sin dudar ni vacilar.


Confiar en Dios afirma nuestro corazón. 


Un corazón apoyado 100% en Dios, es confiable. Lo opuesto a apoyarse 100% en Dios, es apoyarse en las capacidades propias: educación, inteligencia, finanzas, fuerza de voluntad, talentos, etc. La palabra de Dios nos exhorta a no apoyarnos en nosotros mismos. Y no te apoyes en tu propia prudencia (Proverbios 3:5b RVR1960), lo cual significa dejar de lado nuestro propio entendimiento, sabiduría, sentido común e inteligencia y, en cambio, optar por confiar en Dios enteramente. La exhortación de este pasaje es a depender de Dios y de sus recursos.


La razón de esta advertencia es que el corazón es engañoso, tal como se expresa en:


Jeremías 17:9 RVR1960Engañoso es el corazón más que todas las cosas, y perverso; ¿quién lo conocerá?”. 


Proverbios 28:26 RVR1960 "El que confía en su propio corazón es un necio; Mas el que camina en sabiduría será librado."


La autosuficiencia y la autodependencia han sido la ruina de la humanidad. Por el contrario, la persona prudente y sabia deposita su confianza en Dios, para que Él le guíe. 


¿Está usted dispuesto a asumir el desafío de Proverbios 3:3?