Cómo Vencer La Crisis

Devocionales

Recuperar lo perdido


Cuando una mujer perdía un dracma se hacía de una mala reputación y por eso no descansaba hasta recuperarla. Cuando recuperaban la dracma, también recuperaban su reputación. Cuando perdemos un trabajo no por un mal desempeño, lo que hemos perdido es un dracma, lo que significa que perdimos reputación, testimonio y autoridad, pero no el buen nombre. Cada trabajo hay que cuidarlo porque representa una oportunidad, pero el buen nombre y la buena fama son mejores que el oro y que la plata. Si tenemos un buen nombre recuperaremos todo aquello que un día perdimos. En la historia de Lucas 15, la mujer agarró una lámpara y se puso a limpiar y ordenar para encontrar la dracma. Cuando perdemos algo tenemos que agarrar la lámpara, que es la Palabra, y limpiar nuestra vida. No debemos andar consintiendo ningún pecado. Esta mujer tuvo que remover todo para buscar la dracma. En una casa desordenada es más fácil que las cosas se pierdan. Debemos tener Palabra y orden para que no se pierda nada y la Palabra junto al orden también nos ayudarán a recuperar lo perdido.