Espíritu Santo

Devocionales

Llevará a toda verdad: Línea por línea



Las personas que estudian diligentemente las Escrituras saben que hay tiempos especiales de revelación que surgen de las Escrituras. ¿A qué me refiero? Puede que en algún momento se abra nuestro entendimiento a un mayor nivel en cuanto a cierto libro de la Biblia o algún tema de las Escrituras. Este tiempo no dura solo una hora. Tampoco solo un día. Puede ser una visitación que dura semanas o aún meses. Es como si Dios mismo nos estuviera enseñando las Escrituras. Isaías dijo, “Y todos tus hijos serán enseñados por Jehová” (Isaías 54:13) Hay tiempo especiales en los cuales el Espíritu Santo desciende para enseñarnos. No solo es nuestro pan diario, es abrir nuestro entendimiento, dando luz y revelación en cuanto a un tema que muchas veces, después compartimos con otros. Es una lección de vida. Con el paso de los años he visto Su ministerio de enseñanza como olas del océano. Una ola viene y luego retrocede. Sea pronto o sea que tome su tiempo, a Su tiempo, otra ola llega. Cada una deja un tesoro en la playa que son vida y regocijo para nosotros.



Oración:


Padre, gracias porque el Espíritu Santo es la persona que me enseña a través de las escrituras, línea por línea, renglón por renglón. Dame esa hambre por buscar tu palabra como se busca el alimento natural y abre las escrituras para que pueda encontrarte ahí en mi lectura diaria. En el nombre de Jesús, Amén.