Transformados: 7 Pilares de un Hombre con Mentalidad de Legado

Dia 8 de 9 • Ver la lectura de hoy

Devocionales

Pilar 7: Poder


En el año 2011, nuestra casa quedó inundada tras el Huracán Irene. En el 2012, con la llegada del Huracán Sandy, algo peor que la inundación ocurrió – la energía eléctrica se fue por siete días seguidos. ¿Cómo sobrevives una semana entera sin energía eléctrica? Afortunadamente, fuimos bendecidos al tener un generador. Desafortunadamente, cuando traté de encender el generador, éste no funcionaba.


Luego de varios intentos por solucionar el problema, le pedí a un vecino con conocimiento en mecánica que le echara un vistazo. Él vino, le dio al interruptor, haló la cuerda, y el aparato arrancó. Yo quedé estupefacto. Le pregunté qué pasó, y él me dijo, “Tú nunca la ajustaste. Tenías el fuselaje apagado.” Muchas veces, fallamos en hacer ajustes; fallamos en conectarnos de tal manera que seamos empoderados.


Yo tenía un generador capaz de darle energía a toda mi casa, pero no funcionaba. Igualmente, muchos hombres tienen fe en Jesús como su Salvador, pero su fuerza no se manifiesta en sus vidas. El pecado o la incredulidad crean un corto circuito en su conección con el poder del Espíritu Santo en sus vidas cotidianas. Ellos no le están permitiendo a Él dirigir y empoderar cada aspecto de sus vidas, lo cual implica que no haya poder. Mi problema no radicaba en el generador, sino en la conexión.


Existe una gran diferencia entre el llamar a Jesús nuestro Salvador, y llamarlo nuestro Señor – rendirse a Sus deseos y entregarle las llaves de tu vida. Esto es algo difícil para los hombres, pero si logramos entender a plenitud el poder que esto genera, entonces ya verás.


El poder se resume fácilmente en la persona del Espíritu Santo. ¡La clave para nuestra victoria es apoyarnos en Él para todo!


Piensa En Esto:



  • ¡Dios es un Dios de poder! ¿Qué milagros has visto?

  • Dios es amor, así que Su poder trabaja hacia las personas. ¿En qué maneras prácticas podrías desatar Su compasion hacia la gente que sufre?

  • ¿De qué manera puedes depender más de el Espíritu Santo en tu vida diaria?


Elevando Tu Legado:


Cuando se te vayan las fuerzas o te sientas débil, es ahí donde la fuerza de Dios toma el control.