Transformados: 7 Pilares de un Hombre con Mentalidad de Legado

Dia 5 de 9 • Ver la lectura de hoy

Devocionales

Pilar 4: Propósito


Tu camino y destino en la tierra están envueltos en dos palabras - ¡propósito divino! Tú no eres un accidente, un pensamiento tardío, o un error. Eres parte del plan de Dios.


Tres cosas que puedes hacer para ayudarte a entender tu propósito y alcanzarlo son:



  1. Define lo que te apasiona. Generalmente, somos impulsados internamente por un propósito dado por Dios. ¿Qué es lo que te despierta por las noches, o lo primero que piensas cuando te levantas? Muchas veces, nuestro propósito está conectado a aquello por lo cual somos  más apasionados.

  2. Define aquello en lo que eres talentoso. Existe una diferencia entre un pasatiempo y un propósito. A muchos de nosotros nos  encanta hacer cosas, pero no somos los mejores en ellas. Cuando te sientas, y contemplas tus talentos y habilidades, ahí es donde nuestro propósito de vida usualmente se ve.

  3. ¿Cuál reacción confiable recibes de otros? Cuando nos rodeamos con la gente correcta, ellos a menudo nos brindan una retroalimentación confiable de quiénes somos en verdad. No estoy diciendo que le hagas caso a todo el mundo, pero ¿a quién tienes en tu vida que tiene experiencia y sabiduría? Yo (Joe) he experimentado que cuando paso tiempo con la gente correcta, ellos pueden ver mis dones en maneras que yo no veía en mí. Yo no estaría donde estoy hoy sin la motivación que he recibido en mi vida.


Es importante tener un entendimiento firme de tanto nuestro propósito general, como el específico, a medida que vayamos por la vida, y sus muchas tormentas. Estos pueden funcionar como un Sistema de Navegación interno para mantenernos en marcha durante nuestras altas y bajas que todos enfrentamos. Fuiste diseñado para un propósito. ¡Identifícalo y ponlo a trabajar para la gloria de Dios!


Piensa En Esto:



  • El propósito divino tiene herramientas. ¿Qué dones, talentos, y sueños posees?

  • El propósito divino es muy valioso. Necesita ser protegido en todo tiempo. ¿Has tenido alguna lucha con lo que la gente dice que eras o que no eras?

  • ¿Has experimentado pérdida de esperanza, falta de propósito, o carencia de dirección terrenal?


Elevando Tu Legado:


Cuando tornas tu vida hacia el propósito de Dios, tus sueños, metas, y deseos cobran vida. Comienzas a ver cuán importante eres ante los ojos de Dios.