21 Días De Relación Con Dios

Devocionales

Problemas de CARÁCTER en nuestra relación con Dios.


1 Pedro 4:7 NVI “…Así que, para orar bien, manténganse sobrios y con la mente despejada.” 





Dos requisitos para orar bien:  


1. Mantenerse sobrio (estar en óptimas condiciones). 


2. Mantener la mente despejada (desocupada).





DINÁMICA: 


En tu relación con Dios, ¿Qué te falta para estar en óptimas condiciones? TOMA TIEMPO Y ORA para que cada vez Dios te ayude y te transforme, para tener tu tiempo a solas con ÉL en condiciones óptimas, para tener un tiempo de comunión de calidad.





¿Cuáles son los problemas de tu mente cuando oras?: TOMA TIEMPO Y ORA para que Dios CORRIJA Y SANE tu mente, para que puedas orar bien. Es decir, hacer oración que le agrade a Dios y que te transforme a ti. 


( ) Me distraigo mucho.


( ) Mente dispersa. 


( ) Mente dividida. 


( ) Mente ocupada. 


( ) No me puedo concentrar bien. 


( ) Pienso en otras cosas. 


( ) Recuerdo varias cosas.


( ) Tengo corta concentración. 


( ) Me cuesta enganchar con Dios. 


( ) Turbación. 





Problemas de CARÁCTER en nuestra relación con Dios (Puedes marcar varias opciones):


( ) Muy poca disciplina.


( ) Fallas de perseverancia.


( ) Flojera y dejadez.


( ) Descuido y distracción.


( ) Poner en segundo o tercer lugar mi tiempo con Dios. 


( ) Postergarlo, dejarlo para más tarde o para otro día. 


( ) Me falta compromiso. 


( ) Me falta obediencia al mandato de Dios.





Según lo marcado arriba, ¿por qué te está sucediendo esto? ¿Cuáles son las causas?


¿Qué compromisos haces hoy para mejorar tu vida de oración con Dios en estos aspectos?





Lucas 18:1 NVI “Jesús les contó a sus discípulos una parábola para mostrarles que debían orar siempre, sin desanimarse.”


TOMA TIEMPO Y ORA para que Dios forme tu carácter y te afirme en Él. Pide a Dios que ponga en ti espíritu de perseverancia y disciplina espiritual. ¡Y que lo desarrolle al máximo! Pide que te transforme en un cristiano con el CARÁCTER DE CRISTO. 





Problemas en nuestra relación con Dios (Puedes marcar varias opciones): 


( ) Se ha estancado.


( ) Se ha convertido en rutina negativa.


( ) Ha quedado en una costumbre.


( ) No hay cambios: Es lo mismo de lo mismo.


( ) Los temas que hablo con Dios quedan en clichés. 


( ) Mi vida de oración no la gobierna el Espíritu Santo. 


( ) He caído en una relación religiosa.





Según lo marcado arriba, ¿por qué te está sucediendo eso? ¿Cuáles son las causas?


¿Qué cambios te comprometes a hacer para resolver esos problemas?





TOMA TIEMPO Y ORA para que Dios TRANSFORME TU VIDA DE ORACIÓN y te lleve a una Relación de Comunión íntima y de AVIVAMIENTO.


- Clama por las iglesias de tu denominación o de tu red, para que haya humillación profunda en todos los niveles del liderazgo y que Dios los visite con Avivamiento. 


- Clama para que se abran nuevas obras, ministerios e iglesias por toda la nación y otras naciones.